QUIENES SOMOS ?

Frente: Nacional Identitario, Partido Nacional-Socialista Obrero Español

FNI-PNSOE

Partido Político“NacionalSocialista Identitario

Logotipo corporativo “marca registrada”

El partido político RE+FNI se fundó el día VIERNES 13 DE OCTUBRE DE 2017, bajo nombre y siglas

RE+FNI Recuperemos España, Frente: Nacional Identitario

En el día, 06/04/2020 se llega a un acuerdo de fusión/absorción con el partido político PNSOE, Partido Nacional-Socialista Obrero Español.

La nueva formación política pasará a denominarse:

Frente: Nacional Identitario, Partido Nacional-Socialista Obrero Español

Siglas: FNI-PNSOE

Logotipo y siglas electorales de la nueva coalición política tras la fusión.

La fusión política será presidida por el actual presidente del FNI, Jose Alberto Pérez Molina, dni: 45493280-Q siendo incorporados 3 miembros de la junta directiva nacional del PNSOE al nuevo comité ejecutivo nacional y a los comités asesor e ideológico de la nueva coalición electoral. Incorporando el manifiesto ideológico del PNSOE a los ya existentes del FNI.

La nueva coalición se regirá por los estatutos actuales del FNI y su identificación fiscal a todos los efectos, procediendo a dar de baja ante todos los estamentos toda identificación fiscal del PNSOE, y pasando a ser la sede fiscal, la del FNI.

El socialismo auténtico sólo puede realizarse dentro de los límites de una identidad nacional. Todo lo demás serán socialismos postizos, antinaturales y sobre todo irrealizables o, como mucho, meras ilusiones y en el peor de los casos tiranía o aun anarquía.

Frente: Nacional Identitario, Partido Nacional-Socialista Obrero Español

FNI-PNSOE 

con cif: G-67187666

FNI, Partido Político Español de ámbito europeo, fundado ante notario, el día VIERNES 13 DE OCTUBRE DE 2017

Nota del acta fundacional del FNI

Partido político registrado ante el Ministerio del Interior, con fecha 15 de marzo de 2018, en el Tomo IX, folio 490 del libro de inscripciones.

Siendo el primer y único partido político español, registrado, legalizado y autorizado por el gobierno de España bajo la ideología política de: NACIONAL IDENTITARIO. Estando a nivel europeo hermanado para el euro parlamento con otros partidos de Ucrania, Francia, Italia, Portugal, Hungría, Polonia y otros en trámite de negociación para su hermanamiento efectivo.

Artículo 2. Bases ideológicas, fines y objetivos primarios del partido:

Frente: Nacional identitario FNI, es un partido político con la base ideológica primaria de:

 NACIONAL IDENTITARIO

– Humanista Cristiano

– Conceptuado en la unidad nacional, ( monárquico y constitucional “Por imperativo legal” )

– Basado en la visión conceptiva económica de la “OIKONOMIA”, (economía de la casa, no puedes gastar más de lo que ingresas).

– Equal, basado en la equidad, (en los conceptos relativos a la justicia, seguridad, paz y desarrollo económico y social).

  • Contribuir a la mayor participación ciudadana en las tareas de convivencia, económicas y sociales de la nación y sobre la población.
  • La soberanía del estado, recae directamente sobre el voto de cada español.
  • Incluso fuera del proceso electoral, toda decisión que afecte al conjunto de la sociedad globalmente o municipalmente, deberá ser llevado a consulta ciudadana.
  • Promover la recuperación económica y social de nuestra nación y de nuestra sociedad.
  • Cooperación nacional e internacional.
  • Defensa de la identidad nacional en su conjunto, al mismo tiempo, la defensa cultural de las identidades y lenguas regionales, como patrimonio nacional
  • Promoción cultural y social dentro de la filosofía del humanismo cristiano.
  • Promoción, defensa y protección de los estamentos culturales y religiosos autóctonos e históricos nacionales, sobre cualquier otro.
  • Defensa de la vida, de la familia y de su unidad.
  • Defender el derecho a la vida, y fomentar la natalidad.
  • Defensa de la identidad cultural y religiosa, como patrimonio nacional identitario.
  • Defensa y protección de todo lo que pueda ser considerado o tratado como autóctono.
  • Igualdad real, legislativa y social dentro del estamento familiar.
  • Ofrecer la máxima protección prioritaria, social y económica de los colectivos que necesitan de la máxima protección, como lo son los niños y los ancianos.
  • Protección de la vida animal y sus derechos, entendiendo de que cada animal sea domestico o no, necesita de la máxima protección de derechos que seamos capaces de darle como conjunto de sociedad.
  • Priorizar y defender la recuperación económica interna española, ante intereses internacionales o terceros.
  • Priorizar la producción y el consumo interno nacional, dentro de un mercado libre globalizado.
  • Defender la unidad nacional y de nuestras instituciones monárquicas y constitucionales.
  • Luchar contra la corrupción y malversación en todos los niveles de las instituciones públicas o privadas.
  • Abogar por un cambio legislativo relativo a los asuntos de corrupción y malversación de fondos públicos, proponiendo la inclusión de delitos de estado para tales asuntos.
  • Abogar por recuperar el concepto y figura de empresas nacionales, y de las inversiones nacionales para fortalecer y/o crear empresas que fomenten los valores y la economía nacional.
  • Abogar por eliminar gran parte de las estructuras políticas, cambiandolas por un cuerpo de funcionariado “experto técnico especialista”, que ayude a España en su recuperación económica y en su mantenimiento de sustentación.
  • Abogar por la eliminación de las autonomías y duplicidades y centralizar la mayoría de las competencias, manteniendo una estructura de gobierno provincial de proximidad.
  • Implicar activamente al estado y a los fondos públicos en el fortalecimiento de las empresas españolas.
  • Abogar por la reestructuración de la deuda pública interna y externa, y rebajarla en su conjunto.
  • Abogar por la intervención económica por parte del gobierno central de todos los estamentos deficitarios, creando un departamento funcionarial de expertos técnicos.
  • Abogar por la redefinición de las atribuciones de los estamentos de baja y media escala administrativa y de gestión y representación pública.
  • Abogar por la reestructuración y máxima protección legislativa de las fuerzas de seguridad y de defensa interna y externa del estado español.
  • Abogar, por la convocatoria de referendums nacionales en todos los asuntos que sean de afectación nacional, que pueden influir en cambios que afecten a la mayoría o gran parte de la sociedad.
  • La supresión de las subvenciones a las asociaciones, sindicatos y fundaciones o sobre empresas privadas. Y el reordenamiento jurídico de tales entidades sociales.
  • Abogar por la eliminación de las comunidades autónomas, proponiendo un nuevo modelo de estado centralizado.
  • Abogar por la modificación de las medidas relativas a la inmigración, y los tratados de obligado cumplimiento o no, del estado español.
  • Abogar por la modificación de la constitución española para dotarla de mayor fortaleza institucional, y fortalecerla ante los nuevos tratados firmados y adaptarla a los nuevos tiempos.
  • Abogar por la creación de un estamento de “guardia nacional”, para ayudar a las fuerzas el orden público o en los casos especiales de desastres naturales o de cualquier otra naturaleza que fuera menester.
  • Abogar por la reestructuración de los sistemas educativos y formativos para su mejor resultante a favor de la nación en su conjunto y del propio individuo.
  • Proponer y promover un nuevo modelo de estado y de gestión económica a nivel nacional y de todos sus estamentos y departamentos para obtener la máxima efectividad y amortización real de todo el sistema de gestión nacional y de sus fondos públicos. Con el fin de obtener la máxima eficiencia de los recursos económicos y de gestión del estado.

Que se constituye para contribuir democráticamente a la determinación de la política local, autonómica, nacional y europea, así como a la formación de la voluntad política de los ciudadanos, promoviendo su participación en las instituciones mediante la presentación y apoyo de candidatos en las correspondientes elecciones, con arreglo a los siguientes fines y objetivos:

Puntos del Programa del PNSOE

  • Abogamos por la unificación de todos los españoles, en la base del derecho de autodeterminación del pueblo español ante la unión europea y el globalismo.  
  • Exigimos la igualdad de derechos para el pueblo español con respecto hacia otras naciones; y la abrogación de los internacionales que atenten contra la soberanía de España.
  • Exigimos la soberanía sobre nuestro territorio.
  • Exigimos nuevas políticas sobre nacionalizaciones de los individuos no autóctonos.
  • Exigimos retirarle el derecho a voto a toda persona nacionalizada que no haya haya nacido en territorio español.
  • El derecho de determinar asuntos relacionados con la administración y la ley pertenece solo a la ciudadanía. Por lo tanto, exigimos que cada cargo público, de cualquier tipo, ya sea del Estado, comunidad autónoma o el municipio, sea ocupado solamente por ciudadanos españoles autóctonos..
  • Combatimos contra la corrupta economía parlamentaria y de quienes ocupan cargos públicos.
  • Exigimos que el Estado debe encargarse primero de proporcionar un sustento y modo de vida para los ciudadanos autóctonos. Si es imposible sostener la población total del Estado, entonces los miembros de las naciones extranjeras (no-autóctonos) deben de ser expulsados del territorio.
  • Cualquier tipo de inmigración de no-autóctonos debe ser paralizada. Exigimos que sean revisadas todas las concesiones de residencia o nacionalización de inmigrantes de todos los no autóctonos que hayan obtenido la residencia o nacionalización española.
  • Todos los ciudadanos deben tener los mismos derechos y responsabilidades.
  • La primera obligación jurídica de cada ciudadano es la de tener que trabajar productivamente, tanto de forma física como psicológica. La actividad del individuo no es contrarrestar los intereses de la universalidad, sino obtener su resultado en el marco del todo para el beneficio de los demás.
  • En consideración hacia el sacrificio del pueblo español, el enriquecimiento personal a través de la especulación o de la usura, tiene que ser considerado como un delito en contra del pueblo. Por lo tanto, exigimos la confiscación absoluta de todos los beneficios obtenidos.
  • Exigimos la nacionalización de todas las industrias asociadas que hayan recibido subvenciones publicas sin haberlas retornado.
  • Exigimos una división de beneficios de todas las industrias pesadas y del servicio terciario.
  • Exigimos una reforma agraria adecuada a nuestras necesidades, la promulgación de una ley para la expropiación de terrenos con fines de utilidad pública y la prevención de toda especulación en los terrenos.
  • Exigimos una ley de consumo nacional, donde como mínimo el 70% de los productos consumidos en territorio nacional, deban de ser de procedencia o producción nacional.
  • Exigimos la lucha sin consideración contra aquellos cuyas actividades son perjudiciales para el interés general. Los delincuentes comunes nacionales, usureros, especuladores y otros, sin hacer distinción por su credo o raza.
  • Exigimos la sustitución de las leyes, que están al servicio de un nuevo orden mundial NOM.
  • El Estado debe ser el responsable de una reconstrucción fundamental de todo nuestro programa nacional de educación, para permitir que todos los ciudadanos competentes y trabajadores reciban una educación superior, según su capacitación académica demostrada y posteriormente, se inserten en los cargos de liderazgo. Los planes de instrucción de todas las instituciones educativas deben ajustarse con las experiencias de la vida práctica. La comprensión del concepto de Estado debe ser defendida por la escuela desde el comienzo de su entendimiento. Exigimos la educación a expensas del estado de los niños, sin hacer consideración hacia su condición económica.
  • El Estado debe velar por una mejor salud del ciudadano, protegiendo a la ciudadanía, con el máximo apoyo de todas las instituciones. Y para ello, se exige retirar del mercado todo aquel producto o actividad que sea dañina sobre la salud del ciudadano.
  • Exigimos la oposición legal hacia las mentiras conocidas y su promulgación por medio de la prensa. Para permitir el suministro de una prensa veraz, exigimos que:

A los no autóctonos, se les prohíba por ley cualquier interés financiero en publicaciones españolas o cualquier influencia sobre ellos, por lo que en caso de violarse esta ley, se castigará mediante el cierre de esa publicación. Las publicaciones contrarias al bien general deben ser prohibidas. Exigimos el procesamiento legal de todos aquellos movimientos literarios y artísticos que ejercen una influencia destructiva en nuestra vida nacional y el cierre de aquellas organizaciones que se oponen ante las demandas anteriormente mencionadas.

  • Exigimos la libertad de culto para todas las denominaciones religiosas dentro del Estado, siempre y cuando estas no pongan en peligro su existencia, ni se opongan a los sentidos morales. El Partido como tal defiende el punto de vista de un cristianismo positivo, sin obligarse confesionalmente a ninguna denominación, y está convencido de que una recuperación duradera de nuestra nación solo puede tener éxito desde dentro del marco: el bien común antes del bien individual.
  • Para la ejecución de todas estas demandas, exigimos la formación de un fuerte poder central. La autoridad ilimitada del parlamento central sobre todo el territorio de la nación y sus organizaciones en general. La conformación de cámaras autónomas y profesionales para la ejecución de las leyes realizadas por el estado.

LAS MEDIDAS ESPECIFICAS, SERÁN DESARROLLADAS EN LOS PROGRAMAS ELECTORALES

QUE ES LA DOCTRINA NACIONAL-SOCIALISTA ? Y como se fusiona con la política identitaria ?

 Política NacionalSocialista Identitaria

DOCTRINA

Para poder describir, de forma neutral y sin prejuicios ideológicos, las definiciones y conceptos de una doctrina, se debe remitir a las fuentes primarias de dicha doctrina y no a la propaganda que se opone a ella. Sólo después de una descripción formal, se puede elaborar una crítica de la doctrina.

Para los NacionalSocialistas, su doctrina es más que una ideología social, política y económica: es una forma de vida y una forma holística de ver e intepretar el mundo.

Como toda doctrina, en el NacionalSocialismo existe una parte esencial y una parte accesoria.

La parte esencial es inalterable, se compone de aspectos espirituales, metafísicos y atemporales: valores y principios inmutables asociados en forma y origen a la identidad humana de nación : El honor, la lealtad, el culto a la sangre, la libertad espiritual, la capacidad de crear, el arte como elevación, la autosuperación, el socialismo ético. Todos estos conceptos no son exclusivos de los años 30, por lo que la causa NacionalSocialista es, como escribiera Alfred Rosenberg, una lucha de valores. De todo esto se deduce que los valores eternos de la identidad no fueron creación de Adolf Hitler, ni nacieron con él, ni con él murieron. Todo ello es lo que hace del NacionalSocialismo una (cosmovisión) y no una mera corriente política. Hitler luchó por conceptos superiores a él mismo, es por ello que se advierte de no caer en el personalismo ni de tomar cada palabra de Hitler como dogma sagrado, pues la concepción NacionalSocialista está por encima de cualquier persona, incluido el propio Hitler.

La parte accesoria, en cambio, está compuesta por los aspectos materiales y temporales: los sociales, políticos y económicos. Asimismo, las formas estéticas, la simbología, los rituales e incluso la propia denominación “NacionalSocialismo”, son aspectos externos que no pertenecen a la esencia cosmovisional, y nada de esto fue lo que hizo grande al nacionalsocialismo.

Es por ello que todos estos aspectos secundarios pueden cambiar y ser modificados de manera práctica con el fin de adaptarse a las circunstancias del tiempo y el espacio. Estos elementos pueden inclusive adaptarse a las necesidades de otras identidades, y a través del ejemplo, poderse establecer como una doctrina con elementos esenciales inherentes de esas identidades, pero ya del todo distintos de los de la fuente identitaria.

PROACCIÓN

Toda ideología, digna de ser llamada como tal, se fundamenta en la proposición, la proacción y la afirmación, nunca en la reacción y la negación. Esto significa que para fundamentar su existencia, el NacionalSocialismo no depende de elementos ajenos o externos; no necesita negar nada para afirmarse a sí misma.

El NacionalSocialismo fundamenta su existencia en sus valores esenciales y rectores:

La conservación, protección, desarrollo y trascendencia de la identidad, de su cultura y de sus tradiciones.

El respeto a la vida, a la naturaleza y a sus leyes, estudiadas por las ciencias naturales.

Por tanto, dichos valores se basan plenamente en el amor y no, como la propaganda afirma, en el odio.

La oposición del NacionalSocialismo a distintos elementos ajenos, como el marxismo, el neoliberalismo, el sionismo o el homosexualismo, etc. se genera debido a que éstos atentan directamente contra los valores proactivos que defiende el NacionalSocialismo. La propaganda que se opone al NacionalSocialismo sólo ha difundido, de forma bastante manipulada, la característica reactiva del NacionalSocialismo haciéndola ver como su única razón de ser, mientras que en realidad se trata de una característica meramente circunstancial y secundaria surgida para proteger sus verdaderos ideales.

COOPERACIÓN ENTRE LAS CLASES

En lugar de buscar la abolición de las clases sociales, lo cual considera una utopía impracticable, el NacionalSocialismo adopta un socialismo participativo, cooperativo y solidario en oposición a la concepción marxista de la lucha de clases.

En el aspecto social, el NacionalSocialismo no busca una sociedad de castas y rangos sociales basados en el dinero (como sucede en el capitalismo), y no intenta incitar el odio entre clases para conducir una lucha fraticida en la que una clase se impone a la otra (como sucede en el comunismo), sino que, hermanando a todos los miembros de la sociedad, reúne las fuerzas de la nación en un todo orgánico y sinérgico, para de este modo obtener una cohesión social sin fisuras; una unidad nacional basada no en una religión, ni en una igualdad artificial y ficticia de las clases, sino sólo en la realidad científica de la identidad.

Para el NacionalSocialismo no existen clases altas ni bajas, superiores o inferiores, ni tampoco clases opuestas, sólo existen clases con diferentes habilidades sociales, interdependientes, partes de un todo, cuyas diferencias se aprovechan para hacer funcionar a una nación. Las diferencias entre las clases sociales son cualitativas y no cuantitativas, todos los oficios y profesiones son importantes para el desarrollo de la nación.

CONCIENCIA IDENTITARIA

Artículos principales: Racialismo, Eugenesia y Nación

El principal concepto de la ideología NacionalSocialista es el de la identidad, el cual afirma por un lado la desigualdad intrínseca de las diferentes identidades humanas entre si; y por otro que la conservación, mejoramiento, avance y elevación de la comunidad es la principal función del Estado y de la idea política NacionalSocialista.

La propaganda de posguerra distorsionó deliberadamente la ideología racial e identitaria de Hitler y del NacionalSocialismo. Observando los detalles de su doctrina racial, se puede observar que el racismo alemán estaba destinado únicamente a la conservación y desarrollo de la llamada raza aria, y no a la destrucción de otras razas:

El racismo alemán ha sido deliberadamente distorsionado. Nunca fue un racismo “anti-otra raza”. Fue un racismo pro-alemán. Concernía con hacer a la raza alemana fuerte y saludable en todos los sentidos. Hitler no estaba interesado en tener a millones de degenerados, si estaba en su poder el no tenerlos. Hoy uno encuentra una rampante adicción al alcohol y a las drogas por todas partes. A Hitler le importaba que las familias alemanas estuvieran sanas, se preocupaba de que criaran hijos saludables para la renovación de una nación sana. El racismo alemán significaba volver a descubrir los valores creativos de su propia raza, redescubrir su cultura. El racismo NacionalSocialista no estaba en contra de las otras razas, sino a favor de su propia raza. Su objetivo era la defensa y la mejora de su raza, y deseó que todas las otras razas hicieran lo mismo para ellas mismas.

León Degrelle.

El NacionalSocialismo respeta el derecho natural de cada raza a existir, a vivir dentro de su propio espacio vital y a luchar por él:

El hecho de que una raza quiera mantenerse pura, demuestra precisamente su fuerza vital y su voluntad de vivir. Me parece algo normal que cada cual posea su orgullo racial, y esto no significa en absoluto despreciar a los demás. Nunca tuve la opinión de que tal vez los chinos fueran racialmente inferiores. Ambos pertenecemos a viejas culturas y admito francamente que su tradición es mayor que la nuestra. Tienen todo el motivo de estar orgullosos de ello, al igual que nosotros estamos orgullosos del círculo cultural al cual pertenecemos. Hasta creo que será tanto más fácil llegar a un entendimiento con los chinos y japoneses cuanto más persistan en su orgullo racial.

Adolf Hitler.

La raza es una realidad biológica, al igual que las especies y los géneros sexuales. No es una construcción sociocultural como afirma el negacionismo de la raza. La raza es un factor que influye en el 90% del desarrollo físico, mental y espiritual, no sólo de una nación, sino del ser humano en su propio ser individual. Contrariamente a las sociedades multirraciales, una sociedad racialmente homogénea posee una identidad propia y única que a su vez genera una unidad natural entre sus miembros que, en lugar de presentar intereses opuestos, actúan en consonancia por el bien común. Cualquier otro elemento que intente sustituir a la raza como factor de cohesión, tal como la religión, sólo generará una unidad artificial, temporal y frágil.

No existe un conflicto inherente entre las razas. Los conflictos raciales ocurren sólo cuando una raza invade el espacio vital de otra, violando su identidad fundamental. Las doctrinas que promueven el multirracialismo o multiculturalismo en realidad no están a favor de las razas, o de la diversidad humana, sino al contrario, atentan contra su existencia provocando un gradual genocidio.

LA NACIONALIDAD NATURAL

La nación, según la concepción racial identitaria NacionalSocialista, es una realidad étnica-racial y no un contrato social. El NacionalSocialismo reivindica el concepto de la nación étnica (se es nacional de un Estado en base a factores naturales, biológicos y culturales), en fuerte oposición a la nación contractual (se es nacional de un Estado sólo por haber nacido en él, o por trámites administrativos en base a una ficción jurídica) establecida por la judeomasonería y la “Ilustración” durante la “Revolución Francesa”. Para el NacionalSocialismo, por lo tanto, la nación es un ente concreto, orgánico y colectivo, cuyos miembros comparten un mismo legado genético y cultural, y la verdadera nacionalidad se fundamenta en la identidad racial.

El NacionalSocialismo subraya el elemento racial en las tesis del fascismo pero dista mucho de ser un movimiento xenófobo. Varios líderes y arquitectos de la ideología NacionalSocialista y del Partido nacieron en distintos países. Así, Alfred Rosenberg, filósofo oficial del Reich, nació en Estonia; Walter Darré, Ministro de Agricultura e impulsor de la doctrina de Blut und Boden, nació en Argentina; Rudolf Hess, lugarteniente de Hitler, nació en Egipto; y el propio Adolf Hitler nació en Austria.

Este hecho, además, concuerda con el ideal de nación y nacionalidad defendida por el NacionalSocialismo, estructurado con el principio del Ius sanguinis o derecho de sangre, bajo el cual el individuo adquiere la nacionalidad de sus ascendientes por el hecho de su filiación biológica o étnica, sin importar el lugar de nacimiento.

La nacionalidad (…) no estriba precisamente en el idioma, sino en la sangre.

Adolf Hitler, Mein Kampf, Capítulo II: El Estado.

Para el NacionalSocialismo, que varios individuos hayan nacido en un mismo Estado, en una misma área geográfica, hablen el mismo idioma y compartan varios rasgos culturales en común, no es suficiente para construir una identidad nacional. Ninguno de los jerarcas NacionalSocialistas que nacieron fuera de Alemania, se asumieron como miembros leales de aquel Estado en el que habían nacido, sino que trascendiendo los conceptos geográficos, tomaron conciencia de su sangre y lucharon por ella bajo el Estado alemán.

SOCIALISMO BIOLÓGICO

El NacionalSocialismo considera su sistema como el único socialismo realmente viable, ya que cualquier otro socialismo de corte no nacionalista incluyendo el marxismo, nunca podría ser, en el mejor de los casos, más que una mera utopía biológicamente insostenible, pues mientras para el marxismo, el motor de la historia es la economía, para el NacionalSocialismo, el único motor y forjador de la historia es el hombre y la economía debe servir al hombre.

Con Charles Darwin pareció quedar establecida la calidad profundamente ‘egoísta’ de la Naturaleza, de cualquier ser vivo, y de este carácter híper egoísta surgió el importantísimo concepto en la biología moderna que es el de eficacia biológica, este concepto hace referencia al potencial reproductor de un ser vivo, cuanto más tiempo sobreviva y más copias haga de sí, es decir cuanto más descendencia tenga más eficaz será biológicamente y esta eficacia la establecerá la capacidad de adaptación que tenga el individuo a su entorno, un individuo que haya obtenido alguna ventaja adaptativa que le haga sobrevivir, y sobre todo, reproducirse más que los demás, tendrá una alta eficacia que además transmitirá a sus descendientes.

De lo visto, aparentemente es muy fácil deducir el carácter netamente ‘egoísta’ y ultra competitivo de la Naturaleza, la cual Darwin nos pinta como una lucha terrible e infinita de todos contra todos compitiendo por los escasos recursos y por aumentar su propia eficacia a expensas de todos los demás, incluso de los propios hermanos. Este es el mundo, atrozmente pesimista, que en una primera lectura nos presenta el filósofo Schopenhauer.

Y este fue el paradigma que la ciencia siguió hasta hace muy poco con alguna importante modificación, como fue la que en los años 30 y a raíz de los descubrimientos en Genética, Ecología, Zoología, etc. fue la llamada teoría evolutiva sintética o neodarwinismo en la que el sujeto egoísta dejó de ser el individuo para pasar a ser el cromosoma y el gen: un gen que será ahora tan egoísta y despiadado como anteriormente lo había sido el individuo y que al igual que aquel luchará a muerte contra todos los demás genes por conseguir su propia eficacia biológica a expensas de los demás genes, restos de estas batallas fratricidas quedan en nuestro ADN. Y este tema está magistralmente tratado en el libro de Richard Dawkins, El gen egoísta.

En el fondo la nueva teoría seguía pensando igual que el darwinismo clásico solo que ahora la ‘guerra’ se desataba a nivel genético-molecular, parecía muy claro, lo importante seguía siendo hacer copias de sí mismo a expensas de los demás pero, surgían problemas, si la naturaleza era así de despiadada y lo único que contaba era la reproducción máxima de cada gen particular (como en el caso de los virus) ¿Cómo se explicaban esas asociaciones de genes que son los cromosomas? Y sobre todo ¿Cómo se explicaban esas conductas existentes en el mundo animal que contradicen abiertamente esa visión del mundo: ¿Cómo explicar el tierno cuidado con que una madre cuida de sus cachorros?, llegando a defenderles al coste de su propia vida, es decir de reducir su eficacia a cero. ¿Cómo explicar ese comportamiento aparentemente “altruista” de los animales de muchas especies que ante la presencia de depredadores alertan a sus compañeros aun a expensas de llamar más la atención de los depredadores, poniendo en peligro, por lo tanto, su vida? ¿Y cómo explicar desde ese modelo meramente egoísta el comportamiento de ciertas especies en las que la auto-inmolación por el bien de sus compañeros es algo ordinario como es el caso de las abejas y demás animales eusociales que sin pensárselo dos veces se sacrifican por el bien de su colmena, que representa su comunidad y su sociedad, en un acto que podría calificarse de “patriotismo elemental”, primitivo pero sublime? Y ya a nivel humano ¿Cómo explicar desde un punto de vista biológico y científico el sacrificio que tantos y tantos han hecho por su familia, por su pueblo, por su sociedad y por su líder?

Al final surgió un nuevo concepto fundamental para comprender el corazón más íntimo de la Naturaleza, de la sociedad y que de alguna manera implica que la propia Naturaleza ya incorpora en su seno al NacionalSocialismo aunque sea de una manera embrionaria o rudimentaria para poder sobrevivirse a sí misma, para poder medrar, para hacer que esa lucha natural e infinita tenga al final un sentido, un objetivo, una perfección. Este concepto fue introducido en los años 70 por el genetista y etólogo William Donald Hamilton al que denominó eficacia biológica inclusiva, según la cual, a veces ocurre, por paradójico que pueda parecer, que la forma que tienen los animales de asegurar su eficacia biológica es sacrificarse por los demás.

Esto es posible por la sencilla razón de que individuos que están muy próximos genéticamente, es decir que estén emparentados en mayor o menor grado, comparten por ello muchos de sus genes, en realidad la gran mayoría de ellos, de esta manera el instinto y la capacidad de reconocerse como semejantes, le hacen ver al individuo, en determinadas circunstancias, que seguramente sea bueno para su eficacia biológica el sacrificarse por sus compañeros porque en el fondo salvarlos a ellos es salvar su propio conjunto de genes que en su gran mayoría están depositados en sus compañeros. Así, en el futuro, la eficacia biológica de los compañeros por los que da la vida será en el fondo su propia eficacia biológica. De esta manera el concepto darwinista de eficacia biológica trasciende al gen, al individuo, incluso a familiares directos.

¿Pero hasta dónde la Naturaleza amplía ese concepto? Y aquí llegamos al punto más importante de la cuestión y a uno de los pilares científicos del NacionalSocialismo. Desde luego esa eficacia no puede ampliarse demasiado, habrá un momento en que los genes o mutaciones compartidas ya no lo sean tanto como para merecer que un individuo se sacrifique o ayude al otro y seguramente por ello ya no reconocerá externamente al otro como miembro afín a su grupo, clan, tribu o raza. Esto se ve a diario en la naturaleza cuando se crean nuevas especies o subespecies, y en el hombre ese límite critico está en la raza a la que se pertenece, y según una hipótesis que explicaría una de las varias funciones del distinto color de piel, es la que los sociobiólogos llaman “efecto de la barba verde”, es decir serviría también para poder reconocernos fácilmente como pertenecientes a una misma estirpe, para que sepamos fácilmente que compartimos muchos genes y que por tal motivo hasta aquí llegue esa eficacia biológica inclusiva.

Si esto es cierto, y cada vez hay más pruebas a favor, es fácilmente comprensible que se dé una solidaridad natural a nivel de raza. Hasta este nivel sí sería posible un socialismo que en último término tendría una base genética y natural, pues en el fondo todos los individuos de una misma estirpe serían hermanos de sangre, y en virtud de tal sangre compartida sería posible el superar los egoísmos individuales en virtud de algo más importante que nos trasciende: la raza o, en jerga técnica, un ‘acervo genético cerrado’.

Es por ello que el socialismo auténtico sólo puede realizarse dentro de los límites de una raza. Todo lo demás serán socialismos postizos, antinaturales y sobre todo irrealizables o, como mucho, meras ilusiones y en el peor de los casos tiranía o aun anarquía.

Bajo este orden de ideas, se comprenderá cuan perjudicial es para cualquier sociedad todo tipo de mestizaje en el que la mezcla de sangre producirá tal “variedad genética” o, en jerga técnica, “diferencias intrapoblacionales”, (que la propaganda globalista nos intenta imponer hablando de supuestas virtudes) que la eficacia biológica inclusiva ya no será posible y se reducirá al mero individuo egoísta con lo que todo socialismo natural será físicamente imposible.

También se comprenderá el daño que puede hacer a nuestra sociedad la llamada banca internacional, y en general todo tipo de banca formada por esas familias de fuerte tradición endogámica y tan alejada a nuestro propio acervo genético, citando al sociobiólogo Edward Osborne Wilson:

…El parásito carece de parentesco con el hospedador, por lo que podría, eventualmente, explotarlo hasta la muerte sin sufrir por ello una merma en su eficacia biológica inclusiva.

Por último, se comparan las siguientes palabras del Führer y que resultan casi proféticas pues se adelantan casi 50 años a lo que se ha ido descubriendo en la rama de la sociobiología:

Está claro que muchos reirán al leer esto, más el planeta que habitamos giró deshabitado en el espacio durante millones de años y lo mismo volverá a hacer si los hombres olvidan que deben su existencia superior, no a las ideas de un ideólogo demente, sino a la comprensión y despiadada aplicación de Leyes Naturales tan antiguas como la creación.

Adolf Hitler, Mi Lucha.

MATERIALISMO BIOLÓGICO

El socialismo biológico, haciendo eco de su base racial, ha sido descalificado por ciertos intelectualoides aseverando que “tal racismo carece de espíritu” y que el nacionalsocialismo constituiría, de algún modo, una forma de “materialismo biológico”.

Esta descalificación se ha arraigado incluso dentro sistemas o ideologías “afines” como pudieran ser ciertas escisiones del fascismo italiano o la ultraderecha religiosa cristiana (que son ideologías de tendencia idealista y espiritualista respectivamente y que por lo tanto se oponen a toda forma de materialismo).

Esta acusación es falaz porque pretende equiparar el NacionalSocialismo a ideologías materialistas como el marxismo o el capitalismo, cuando el NacionalSocialismo también aboga por una cosmovisión espiritual. Para los NacionalSocialistas la raza misma es un concepto totalmente espiritual, en el sentido de que su conocimiento guía al hombre a su verdadera realización y, según Karl Gottman, “es un hilo de Ariadna que conduce a la Esencia del Ser”.

El materialismo es la doctrina que afirma que todo lo que existe no es más que materia y que todo está regulado por ella. El materialismo niega al espíritu. El espiritualismo, en cambio, sólo da importancia al espíritu, mientras que a la materia la relega a un segundo plano, incluso la aborrece y la desprecia, lo que en el fondo, denota un profundo disgusto del cuerpo y de la vida en el mundo. Esto da pie a concepciones que sólo buscan asegurar un lugar para el alma en “la otra vida” en lugar de una lucha por la libertad de la humanidad en “esta vida”, propiciando así la pérdida de soberanía que caracteriza a las civilizaciones nihilistas que profesan la “moral del esclavo” como la denominó Nietzsche.

El NacionalSocialismo da la misma importancia y lugar a ambas realidades, materia y espíritu, como partes inseparables de un todo. Por ello, la raza para el NacionalSocialismo, no sólo es una cuestión material (ADN, genes, cromosomas) sino también espiritual, es una parte esencial del hombre en su búsqueda de la unión con Dios, ya que el reforzamiento de la raza, despojándola de sus debilidades, tendrá como consecuencias no sólo su reforzamiento físico, sino también del carácter espiritual y moral.

ANTIDEMOCRACIA

El NacionalSocialismo se opone al concepto actual de “democracia”, ya que según Hitler cuando la mayoría parlamentaria es la que toma la decisión, no se podría hacer responsable de nada al jefe de estado; pues, la decisión final es siempre la del Parlamento, nunca la suya. El estadista solo es el ejecutor de la voluntad de la mayoría parlamentaria; para que el gobierno pueda dar un paso tiene que contar con la aprobación de la asamblea, hacer que estos se adhieran a su opinión o ajustarse a la opinión de la mayoría en el parlamento, esa es la capacidad política del jefe de estado en la democracia, en resumen el de mendigar asentimiento. Si las decisiones hechas por el parlamento son catastróficas nadie se haría responsable de sus consecuencias pues, ¿puede hablarse de asunción de responsabilidades, cuando después del desastre, el gobierno culpable se retira, o la mayoría cambia o el parlamento es disuelto? ¿Puede hacerse jamás responsable a una mayoría flotante de individuos? La idea de responsabilidad, ¿tiene algún significado si la responsabilidad no es asumida por una determinada persona? ¿Se puede, hacer asumir a un jefe de gobierno la responsabilidad de actos cuyo origen y realización vienen de la voluntad e inclinación de una multitud de individuos? Así desaparece, en realidad, toda responsabilidad: pues bien se puede hacer responsable a una persona determinada, pero no a un grupo parlamentario de charlatanes ¿Queda demostrada la inaptitud de un jefe por el hecho de que no logre convencer a la mayoría de una asamblea? Por lo demás, ¿se ha visto alguna vez que una multitud comprenda una idea antes de que el triunfo de ésta haya revelado su grandeza? ¿Qué debe hacer el político que no logra ganar con halagos el favor de esa muchedumbre? ¿Es posible todavía creer que el progreso humano venga, por poco que sea, del cerebro de una mayoría y no de la cabeza de un hombre? Estas y otras preguntas más son las que Hitler formula al respecto.

En su libro nos dice que los elegidos de la nación no son elegidos por el espíritu ni la razón, sino por los electores faltos de inteligencia, un genio no es el resultado del sufragio universal. La nación solo produce un buen estadista en ciertos días benditos, es difícil descubrir a un buen hombre por medio de una elección. Todo lo extraordinario que se ha realizado desde que el mundo existe, lo ha sido por acciones individuales. La opinión pública es fabricada -con una fuerza de persuasión- por la información e influye mucho en las elecciones para un nuevo jefe de gobierno. La opinión política de la masa resulta de una preparación obstinada y profunda del alma y del espíritu. Quien fabrica la opinión pública es la prensa y ésta llega a ser como una escuela para adultos, solamente que esta enseñanza no pertenece al Estado, sino a potencias que de ordinario son absolutamente nefastas. Hitler en Viena vio de cerca a los propietarios y fabricantes de ideas de esta máquina para educar a la nación, se empleaban en crear una opinión determinada, aunque ésta fuera contraria a las ideas y a las aspiraciones más profundas y más ciertas de la comunidad. Algo no muy distinto de lo que sucede actualmente. Es por ello consideraba que tal educación debería de estar a manos del Estado y no de personas que lo utilizan para sus intereses.

De acuerdo con Hitler la auténtica democracia es en la que el pueblo elige libremente al jefe, el cual se hace responsable de sus decisiones con su vida y con sus bienes. No admite que los problemas sean resueltos por el voto de la mayoría, no admite que cualquier arribista pueda llegar, por vías tortuosas, a gobernar a sus compatriotas. El temor de las responsabilidades deseada a los incapaces y a los débiles.

El que quiere ser el jefe, lleva, con la autoridad suprema, la pesada carga de una responsabilidad suprema. El que no es capaz de hacer frente a las consecuencias de sus actos, o que no tiene el valor de hacerlo, no puede ser un jefe: sólo un héroe puede asumir esta función.

ECONOMIA NACIONALSOCIALISTA

La economía nacionalsocialista no siguió doctrina alguna, su único objeto era aumentar la productividad al servicio de la sociedad, pues cualquier sistema económico que fuese adoptado, independientemente de su origen o de sus dogmas teóricos, era valorado de acuerdo a sus resultados en la práctica. De modo que, si bien puede decirse que la economía NacionalSocialista era una economía ecléctica, que tomaba de cada idea lo mas provechoso para la sociedad, la esencia de la economía del Tercer Reich se resume en tres puntos básicos:

Abolición del interés del dinero.

Sustitución del patrón-oro por el patrón-trabajo (también llamado patrón-riqueza).

El bien de la comunidad debe estar antes que el bien personal (Gemeinnutz geht vor Eigennutz).

NACIONALSOCIALISMO EN LA ACTUALIDAD

El NacionalSocialismo, tras haber sido derrotado militarmente en la Segunda Guerra Mundial y de haber sufrido en consecuencia todo tipo de ataques propagandísticos en su contra, continuó inspirando a los movimientos nacionalistas en todo el mundo. Muchos de estos movimientos se los denomina utilizando el término peyorativo de neonazismo, lo que conlleva a su persecución política. Después de terminada la guerra han aparecido cientos y cientos de Partidos, Movimientos y Organizaciones Nacionalsocialistas o de ideología similar. Este fenómeno también sucedió en los países que combatieron a la Alemania Nacionalsocialista como Estados Unidos, Rusia, Francia, Inglaterra, Australia, etc.

Originalmente, el NacionalSocialismo surgió como un movimiento pangermanista enfocado a unificar a las diferentes naciones germánicas para conformar al Reich alemán. Después de algunas disertaciones dentro de la teoría racial, se llegó a percibir como un movimiento paneuropeo, por lo que actualmente, el despectivamente llamado “neonazismo”, es un movimiento nacionalista paneuropeo de identitarismo racial cuyos objetivos primordiales son la protección y conservación de la identidad y de su cultura, así como la defensa de los signos identitarios y culturales, frente a fenómenos como la eurofobia, la inmigración, el aborto, el consumo de drogas, que son percibidos como perjudiciales no sólo para los suyos propios, sino para gente de todas las razas y culturas.

En muchos países, sobre todo en la todavía ocupada y oprimida Alemania (véase República Federal de Alemania), está prohibido hacer públicamente apología explícita al NacionalSocialismo y hay infames y estrictas “leyes” en su contra, que es considerado un delito, prohibiendo asimismo el uso de símbolos tradicionales indoeuropeos como la esvástica, el saludo romano o las runas. También está prohibida la libre investigación y revisión histórica del Holocausto, así como opinar en público que el mismo es un mito. Cualquier postulado de origen NacionalSocialismo, es expuesto por la historia oficial y la propaganda como políticamente incorrecto.