Publicado el Deja un comentario

Santiago Abascal, “La Fundación Mecenazgo y Patrocinio era un chiringuito para colocar a personas afines”

Según ha manifestado el secretario general de VOX, Javier Ortega, “Vox defiende esta Constitución, no es antisistema y está a favor del Estado de Derecho”.

 Por lo tanto, la campaña de VOX diciendo que está en contra del Estado de las Autonomías resulta absolutamente falsa y demagógica porque no se puede estar a favor de la Constitución y en contra del Estado de las Autonomías recogido, precisamente, en dicho Texto Constitucional. Resulta lo mismo que declararse ateo y católico practicante.

Estas lamentables declaraciones las hace el secretario general de VOX nada menos que a El Plural, (el diario menos plural de todos los periódicos digitales existentes en España, histórica y demostradamente financiado por administraciones ligadas al PSOE; por cierto, un día les contaré la vida “y milagros” del fundador de El Plural y de su tránsito vital, desde el Opus Dei del que era miembro supernumerario hasta la militancia con carnet en el Partido Socialista de Felipe González), unas declaraciones efectuadas con el único propósito de anunciar que se va a querellar contra La Tribuna de España a la que, sin tener el valor de nombrarnos, nos denominó como “un panfleto de extrema derecha que está rabioso.

Javier Ortega olvida que, no hace mucho, su jefe de prensa “nos mendigó” para que le hiciésemos una entrevista a Santiago Abascal, otra a Rocío Monasterio y la última a él mismo (entrevistas que se efectuaron y que están publicadas en nuestro periódico asociado La Tribuna de Cartagena). No debió pensar entonces, Javier Ortega, que se trataba del periodismo que practicamos es el de “un panfleto de extrema derecha que está rabioso”.

Por si fuera poco, Javier Ortega miente descaradamente cuando afirma que Santiago Abascal “entró en una Fundación con el objetivo de cerrarla porque era un gasto inútil y aún tiene la desvergüenza de destacar -como si Abascal fuera la madre Teresa de Calcuta- “que se dejó sin trabajo a sí mismo”.

Ortega miente, Abascal, lejos de cerrar ninguna Fundación y quitarse su sueldo, ¡un sueldo de 83.000 euros al año muy superior al del propio presidente del gobierno de España! Santiago Abascal se agarró, con uñas y dientes, al trabajo mejor retribuido de su vida, y encima por no hacer nada; sólo faltaron los GEOs para poder sacar de allí a quien no quería perder su privilegiado trabajo así como así…

Lógico de entender porque Abascal no sabe hacer absolutamente nada más que vivir de la política que es lo que ha hecho a lo largo de toda su vida profesional.

Y como sería esa “Fundación Mecenazgo y Patrocinio” que les adjunto vídeo de la Asamblea de Madrid donde un diputado de UPyD pide explicaciones a Santiago Abascal ¡en sede parlamentaria! del chiringuito que le han montado Esperanza Aguirre, sin ninguna operatividad y del que Abascal se lleva 3 cuartas partes del presupuesto en el salario.

Y no sólo eso, Abascal, el presidente de ese VOX que ahora afirma  que “va a regenarar la política española y la va a limpiar de corruptos y políticos profesionales”, también sin cualificación profesional alguna para ello, fue colocado a dedo por Esperanza Aguirre ¡nada menos que como director de la Agencia Madrileña de Protección de Datos!, otro ranchito creado a la medida del ahora líder de VOX pese a que no tenía ni puñetera idea de dicho negociado y, también, pese a que la Agencia en cuestión no tenía ningún sentido, ya que era una duplicidad administrativa absurda y hacía lo mismo (pero mal hecho) que la Agencia Española dedicada a idéntico fin; ¡cómo sería de descarado el regalito de La Espe a Abascal, como olería a corrupción y a tráfico de influencias que  hasta alguien tan indecente como Ignacio González, cuando accedió a la presidencia de la Comunidad de Madrid se vio obligado a cerrar la “Agencia de Abascal”! porque aquello ya cantaba demasiado…

Por cierto, otra de las grandes ofertas de VOX es eliminar la duplicidad de administraciones… ¡vaya cara que se gasta Javier Ortega mintiendo y Abascal condenando aquello de lo que viene disfrutando desde la adolescencia: la política profesional!

El problema de VOX es que quiere pescar de todos los caladeros: VOX quiere captar los votos en las turbulentas aguas de votantes descontentos con la traición del PP a España por la gestión del secesionismo de Cataluña, para lo cual se ha de mostrar partidario de la Constitución del 78 e inequívocamente comprometido con el actual sistema de golfería parlamentaria.

Pero sabe que necesita los votos de lo que despectivamente denominan “ultraderecha” hasta el punto de haber calcado de Democracia Nacional o de Respeto-España 2000 el discurso antiinmigración.

¿Por qué no cuenta Ortega – sus amigos de El Plural– el viaje a París para intentar conseguir el apoyo de una Marine Le Pen?  Claro, la líder del Frente Nacional se hizo la foto que  Abascal pretendía y, seguidamente, que les dio con la puerta en las narices? ¿Es que entonces pretendía VOX ser de “extremaderecha” como dice que es este “panfleto“?

Que se prepare a ir ampliando su querella el señor Ortega porque a los datos de la financiación irregular de VOX, vamos a añadir informaciones sobradamente probadas sobre el fraude electoral en sus elecciones a las respectivas direcciones regionales.

VOX ya huele a cadáver político y Abascal no sabe dedicarse a otra cosa. Si fuera un tipo normal y corriente, un español más como cualquiera de nosotros, más le valdría inicia cursos por correo de “corte y confección” o de “guitarra y clases de solfeo”. Pero quienes le quieran mucho pueden estar tranquilos porque no verán a Santi en la Oficina del INEM haciendo cola como demandante de empleo…

Santiago Abascal es de ese tipo de gente que nace con una estrella pegada al culo y de los que por sobrevivir en política (o enchufado al frente de cualquier Fundación creada ad hoc) es capaz de mudar de partido, de montar otro chiringuito nuevo o de aliarse con su peor enemigo. Y además, ruego saquen a relucir su caridad cristiana y no sean demasiado duros juzgándolo: este chico no sabe ganarse la vida de otra manera.

Autor: Josele Sánchez

Director de La Tribuna de España.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *