Publicado el Deja un comentario

El origen REAL de Cataluña, “PRINCIPAT DE CATALUNYA”.

El Principado de Cataluña (en catalán Principat de Catalunya) fue la entidad política que existió durante gran parte de la Edad Media y de la Edad Moderna en el territorio correspondiente a la actual comunidad autónoma española de Cataluña y al actual departamento francés de los Pirineos Orientales, salvo la comarca de la Fenolleda. Dejó de existir como entidad política con los Decretos de Nueva Planta. La expresión el principado se sigue usando hoy en día para referirse a Cataluña, especialmente cuando contrasta con otros territorios de habla catalana.

Se trata de un término jurídico (en latín principatus) que se utiliza a partir del siglo XIV para nombrar al territorio bajo jurisdicción de las Cortes Catalanas,[c cuyo soberano (en latín, princeps) era el soberano de la Corona de Aragón y posteriormente de la Corona de España, sin ser formalmente un reino. Tampoco era un condado, ya que el condado de Barcelonano abarcaba toda Cataluña (historiográficamente también se usa la expresión «condados catalanes»). Los Usatges hacen coincidir el título de princeps con el de conde de Barcelona.

A menudo se ha utilizado el título nobiliario de príncipe por el heredero de la corona. En el caso de la Corona de Aragón, el heredero ostentaba el título de duque de Gerona, más tarde cambiado a príncipe de Gerona. No se debe confundir, por tanto, el Principado de Cataluña con un título nobiliario.


Cataloniae principatus novissima et accurata descriptio. Mapa publicado en 1608 en Amberespor J. B. Vrients.

Uso histórico del término:

La primera referencia explícita al Principatus Cathaloniae se encuentra en la convocatoria de las Cortes de Perpiñán, de 1350, presididas por el rey Pedro IV el Ceremonioso.

No obstante, existen precedentes en el uso del término princeps para hacer referencia al conde de Barcelona. Así, en el Usatge 65 de las Cortes barcelonesas de 1064, en tiempos del conde Ramón Berenguer I, ya se denomina principatus al conjunto formado por los condados de BarcelonaGerona y Osona.1

Al mismo Ramón Berenguer I se le llama príncipe de Barcelona, conde de Gerona y marqués de Osona (princeps Barchinonensis, comes Gerundensis, marchio Ausonensis) en las Actas de consagración de la catedral de Barcelona, en 1058.2

Historia:

Artículo principal: Historia de Cataluña

Institucionalización:

Entre 1276 y 1285, bajo el reinado de Pedro III de Aragón y Conde de Barcelona, las Cortes Catalanas tomaron forma institucional. En las Cortes de Barcelona en 1283, el rey se obliga a celebrar Corte General, una vez al año, con la participación representativa de la época, para tratar del buen estado y la reforma de la tierra. El propio rey establecía:

“si nosotros y nuestros sucesores queremos hacer una constitución o estatuto en Cataluña, los someteremos a la aprobación y al consentimiento de los prelados, barones, caballeros y de los ciudadanos…”.3

En 1289, en las Cortes celebradas en Monzón se dan los primeros pasos para institucionalizar la primera Diputación del General en la Corona de Aragón, como una comisión temporal para recaudar el “servicio” o tributo que se concede al rey Alfonso III de Aragón, impuesto conocido popularmente como generalidad, nombre que se exportó a Francia donde se crearon las generalités o distritos fiscales; con el paso del tiempo, el nombre oficioso de Generalidad terminó suplantando el nombre oficial de la Diputación del General.


Portada de las Usatges de Barcelona.

Sublevación de Cataluña:

En 1626, el Conde-Duque de Olivares, valido del rey Felipe IV de España, propone el proyecto de Unión de Armas de los reinos peninsulares, donde a cada territorio de la Corona se le exige que colaborase con una cantidad de soldados proporcional a su población, pero las Cortes de Cataluña se niegan. Se suspenden las Cortes y comienza un conflicto con el Principado de Cataluña.

En 1640 ocurre la sublevación de Cataluña protagonizada por campesinos y segadors (‘segadores’) que se han rebelado debido a los abusos cometidos por el ejército real —compuesto por mercenarios de diversas procedencias— desplegado en el Principado, durante la guerra de España frente a la Monarquía de Francia, enmarcada dentro de la Guerra de los Treinta Años (16181648).

El 16 de enero de 1641, la Junta General de Brazos de Cataluña (Las Cortes sin el rey) acepta la propuesta de Pau Claris, presidente de la Diputación del General de Cataluña, de poner a Cataluña bajo protección del rey Luis XIII de Francia en un gobierno republicano; la República Catalana fue una solución transitoria para forzar un acuerdo con el gobierno de Madrid ante la amenaza de intervención francesa, sin embargo, Du Plessis Besaçon, enviado plenipotenciario del rey de Francia, logra influir en las autoridades catalanas en el sentido de que la implicación francesa solo podía realizarse si el rey de Francia era reconocido como soberano.

El 23 de enero de 1641, Pau Claris transmite esta proposición a la Junta de Brazos, que fue aceptada, y el Consejo de Ciento lo hizo al día siguiente, por lo que el rey de Francia pasó a ser el nuevo conde de Barcelona. Tanto la Junta de Brazos, como el Consejo de Ciento acordaron establecer una Junta de Guerra, que no fuera responsable ante ambos organismos y presidida por el conseller en cap Joan Pere Fontanella.456​ Días después, el 26 de enero de 1461, un ejército franco-catalán derrota al ejército español en la batalla de Montjuic.

En 1643, el ejército del rey Luis XIII conquista el RosellónMonzón y Lérida. Un año después el rey Felipe IV recupera Monzón y Lérida, donde el rey jura obediencia a las leyes catalanas. En 1648, con el Tratado de Westfalia y la retirada de la guerra de los aliados de Francia (los Países Bajos), comienzan a perder interés por Cataluña. Conocedor del descontento de la población catalana por la ocupación francesa, el rey Felipe IV considera que es el momento de atacar y en 1651 un ejército dirigido por Juan José de Austria comienza un asedio a Barcelona. El ejército franco-catalán de Barcelona se rinde en 1652 y se reconoce al rey Felipe IV de España como soberano, y a Juan José de Austria como virrey en Cataluña, si bien Francia logra conservar el control del Rosellón. Esto da paso a la firma en 1659 del Tratado de los Pirineos (Paz de los Pirineos) entre los reyes de Francia y España, que certifican la cesión del Rosellón a la corona francesa.


El Corpus de Sang del 7 de junio de 1640, según H. Miralles (1910).

Delimitación del Principado:

La primera fijación de límites entre los dos territorios integrantes de la Corona de Aragón se produce en 1214: al tratar de declararse una tregua general en toda Cataluña se considera que ésta llega hasta el río Cinca, si bien dicha frontera sufrirá varias modificaciones a lo largo de ese mismo siglo.7

Un término utilizado, tanto en una disposición de Jaime I8​ de 1244 como en las Cortes de Barcelona de 1283, es el de Cathalonia universa para referirse al conjunto del territorio. El término se institucionalizó en los gobiernos locales de IbizaMallorca y Perpiñán.

En 1325 se incorpora el condado de Ampurias.

En 1411 se une el Valle de Arán al Principado.9

En 1413 se incorpora el condado de Urgel.

En 1491 se incorpora el condado de Pallars Sobirà.

Uso del término en época moderna:

El nombre de Principado se siguió utilizando en los Decretos de Nueva Planta de la administración borbónica y estuvo plenamente vigente hasta el siglo XIX. Sin embargo, en el Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 por el que se establece la división provincial de España de Javier de Burgos, el único principado que se menciona es el de Asturias, mencionándose a Cataluña simplemente así.

Los movimientos republicanos prefirieron abandonar el nombre Principado, pero, en cambio, los movimientos pancatalanistasprefirieron mantenerlo para referirse a la Cataluña estricta, diferenciada de los Países Catalanes.

Hoy en día, pese a que el término Principado no está recogido en el Estatuto de Cataluña, es una denominación tradicional.10


Moneda acuñada en Barcelona en 1837, durante el reinado de Isabel II, con la leyenda «Principado de Cataluña» en el reverso.

Referencias

  1.  Fita Colomé, Fidel, El principado de Cataluña. Razón de este nombre., Boletín de la Real Academia de la Historia, tomo 40 (1902), pág. 261.
  2.  Fita Colomé, Íbid., pág. 263.
  3.  «Las Cortes Catalanas y la primera Generalidad medieval (s. XIII-XIV)». Archivado desde el original el 19 de febrero de 2010. Consultado el 21 de enero de 2013.
  4.  [1]
  5.  [2]
  6.  [3]
  7.  Gran Enciclopedia Aragonesa (ed.). «Corona de Aragón». Consultado el 29 de enero de 2009.
  8.  Véase texto latino en Joaquim Miret, Itinerari de Jaume I el Conqueridor, Ed. facsímil del Institut d’Estudis Catalans, 2007, pág. 166.
  9.  Conselh Generau d’Aran, Notes sobre l’encaix territorial de la Vall d’Aran, febrero 2010.
  10.  «Modernamente, existe la tendencia de incluir en esta denominación el conjunto integrado por las comarcas de habla catalana bajo administración francesa (Cataluña del Norte), las incluidas bajo la administración aragonesa (Franja de Poniente), Andorra y las comarcas de Cataluña. No obstante, a menudo también es utilizado como sinónimo de Cataluña.» En l’Enciclopèdia:Principat de Catalunya

Bibliografía

Condados catalanes

Véanse también: Cataluña la ViejaCataluña la Nueva y Marquesado de Gotia.

Condados catalanes es la denominación historiográfica1​ que designa a los condados que aparecen en el noreste de la península Ibérica a partir de la Marca Hispánica del Imperio carolingio (siglo IX). Es un territorio aproximadamente coincidente con la denominada Cataluña vieja y lo que actualmente son el principado de Andorra y Rosellón. Los condados más orientales acabaron siendo incorporados al condado de Barcelona y formaron parte de la unión dinástica con el Reino de Aragón en la llamada Corona de Aragón (1162), mientras que el condado de Urgel mantuvo su dinastía propia hasta 1413 y el de Pallars Sobirá hasta 1491. Las taifas (reinos musulmanes) de Tortosa y Lérida habían sido conquistadas por el Príncipe de Aragón y conde de Barcelona Ramón Berenguer IV (en 1148 y 1149 respectivamente), y no se constituyeron como nuevos condados sino que Ramón Berenguer adoptó el título de marqués de estos territorios. Aunque los términos Catalania y catalanenses se encuentran por primera vez en forma escrita hacia 11172​ en el poema pisano Liber maiolichinus de gestis pisanorum illustribus3​ y ya se encuentran referencias al conde de Barcelona como Princeps en las actas de consagración de la catedral románica de Barcelona (1058)4​ y en los Usatges de Barcelona, la denominación Principado de Cataluña (Principatus Cathaloniae) no aparece documentalmente hasta 1350.

Evolución

Con el progresivo fin de la dominación musulmana en el siglo IX, los condados se fueron desvinculando gradualmente de la tutela francesa y consiguieron una autonomía cada vez más amplia. Un punto de inflexión importante se produjo con Wifredo el Velloso, quien, como gobernante de cinco de los más grandes condados, reestructura el territorio y lo hace crecer con la repoblación de tierras. Aprovechando la crisis de la monarquía carolingia, a partir de Wifredo, los condes dejan de ser nombrados por el rey francés y pasan a un régimen sucesorio, siendo su nombramiento refrendado por el rey francés.

Con una sociedad de aire eminentemente feudal, se inició una importante expansión territorial, que empezó, en el tránsito de los siglos XI al XII, en tiempos del conde Ramón Berenguer III —el más importante entre los condes de esta zona—, y en diversas direcciones hacia los condados de su entorno. Fruto de esta expansión fue la incorporación de la llamada Cataluña Nueva, al sur y a poniente del río Llobregat y hasta la línea del Ebro, que fue conquistada y repoblada en el siglo XII.

La unión matrimonial del conde Ramón Berenguer IV, del casal de Barcelona, con Petronila, hija y heredera del rey de Aragón y transmisora de los derechos de su Casa, en 1137, posibilitó la formación de la Corona de Aragón y la continuación de la expansión feudal, que empezó por el sur y el poniente musulmán, Tortosa fue conquistada en el año 1148 y Lérida en 1149. El hecho de que los condados catalanes se hubieran unido a Aragón por matrimonio, da a entender claramente que no hubo ninguna conquista de carácter militar.

A partir del siglo XI, la posesión de tierras creó un nuevo orden social que se vio consolidado durante los siglos XII y XIII.

Todos los condados pasarían a manos de titulares distintos a los descendientes de los nobles carolingios a los que pertenecieron en primer lugar.

El condado de Barcelona, al que se asoció la mayor parte, se integró entre los títulos del rey de Aragón desde la formación de la Corona de Aragón; y posteriormente los del rey de España (Monarca Católico o de la Monarquía Hispánica) desde el matrimonio de los Reyes Católicos, e integrados en una sola persona con Carlos V y sus descendientes, los Austrias de Madrid y, desde la guerra de Sucesión (1700-1715), los Borbones españoles. Como título, fue usado por el pretendiente al trono Juan de Borbón durante el franquismo, para evitar utilizar la denominación rey pero al mismo tiempo usar uno de los títulos de soberanía tradicionales de la Corona española. A pesar de que la Constitución de 1978atribuyó a su hijo Juan Carlos I el uso de esos títulos, se consintió que lo siguiera utilizando hasta su muerte, tras la que incluso se le asignó un numeral de rey (Juan III). Un condado se mantuvo como título separado de la Corona, aunque sin consecuencias jurisdiccionales: el condado de Ampurias, que ostenta la casa Medinaceli. Aunque tanto el título como la jurisdicción pasó a la Corona, en el caso del condado de Rosellón se atribuye la condición de descendientes reconocidos o herederos dinásticos de su casa condal a personas particulares.5


Condados pirenaicos orientales. La fina línea negra es la frontera entre las comunidades autónomas actuales de Aragón y Cataluña.

Origen de los condados catalanes

Inmediatamente después de la conquista carolingia, en los territorios pirenaicos que se encuentran en poder de los francos, se encuentra la mención de unos distritos políticos administrativos —PallarsUrgelCerdañaBarcelonaGeronaOsonaAmpuriasRosellón— que reciben el nombre de condado, dentro de los cuales, como subdivisión, existen otras circunscripciones menores, los pagi (los pagus en singular), como por ejemplo, los eran Bergao el Vallespir.

El origen de estos condados y pagi se remonta a épocas anteriores a los carolingios, tal como lo testifica la frecuente coincidencia entre sus límites y los de los territorios de antiguas tribus íberas; como muestra, el condado de Cerdaña correspondía al país de los ceretanos, el de Osona al de los ausetanos, y el pagus de Berga al de los bergistanos. En consecuencia, estos territorios, forzosamente, deberían haber tenido alguna entidad política administrativa en tiempos de los romanos y de los visigodos, aunque no se llamaran condado, ni hubiesen estado gobernados por condes en época de los reyes de Toledo; en la monarquía visigoda, los condes, situados en jerarquía por debajo de los duques, la máxima autoridad provincial, gobernaban solo las ciudades, circunscribiendo su autoridad exclusivamente al ámbito urbano, a menudo delimitado por murallas, dejando el distrito rural dependiente de la ciudad. Así pues, para organizar los territorios ganados al Pirineo, los francos crearon unos condados como primera linea de defensa ante el expansivo islam, repoblados con sus gentes y con gobernadores o condes nombrados por ellos mismos cada vez que fallecía el anterior, siendo de imaginar que aprovechando las ciudades amuralladas que aún permanecían en pie con su alfoz o área dependiente.

En la historia de los primeros dos siglos de existencia de este nuevo núcleo cristiano6​ la influencia franca se mostró como factor de primera magnitud que afectará por mucho tiempo (en principio hasta la batalla de Muret en 1213) a la evolución del área catalana y explicará siempre alguna de sus características. Desde fines del siglo VIII hasta el X de hecho, y hasta mediados del XIII de derecho, estas tierras catalanas formarán parte del reino franco (Imperio carolingio).

En toda esta zona, entre el Pirineo y el Llobregat, empezaron a instalarse aquellos hispani a quienes la campaña de represión de Abderraman I, dirigida contra quienes habían colaborado con Carlomagno en su fallida empresa sobre Zaragoza, había hecho huir a tierras francas, en especial la Septimania.

Esta primera aportación humana de mozárabes proporciona al área un grupo de opinión particularista, defensor de la tradición hispanogoda frente a la fuerte influencia franca. Durante prácticamente toda la primera mitad del siglo IX, puede rastrearse un enfrentamiento entre ambas tendencias que, paradójicamente, irá concluyendo en una decidida influencia franca en el campo espiritual, cultural e institucional, mientras se impone, de modo muy paulatino, una individualización e independencia políticas.

Lo que después será llamado Cataluña vieja, (la zona comprendida entre el Pirineo y el mar, y una línea que une la desembocadura del Llobregat con los macizos del Montsec, y de la que forman frontera los cursos de ese río y del Cardoner) aparece, hacia el año 815, dividido políticamente en cinco condados: Barcelona, Gerona, Ampurias, Rossellón y Urgel-Cerdaña.

El conjunto de todos ellos, tierras fronterizas del Imperio carolingio, se desdobla desde el año 817 en virtud del Acta constitucional del Imperio, en dos grandes bloques, integrado el primero por los condados continentales, que forman parte de la Marca Tolosana, y el segundo por los marítimos, incluidos en la marca Septimana. Se trata, por tanto, de una reorganización del sur de Francia de cara al control de los pasos pirenaicos.

Por lo que se refiere a estos condados, su carácter militar se evidencia en la titulación de sus jefes, nobles de sangre, de los que el de Barcelona, que amparado en las sólidas murallas romanas de la ciudad, mandaba la posición más difícil, la frontera de choque contra el Islam, y era el “marqués” por excelencia, entendiendo por tal el defensor de una frontera, la marca hispana o hispánica, cuya denominación aparece en documentos posteriores.

El condado Rossellón era, quizá, el más influyente por ser su jefe uno de los caballeros más cercanos al rey.7

Enumeración de los condados catalanes

Los doce condados catalanes fueron los siguientes:

  1. El condado de Barcelona.
  2. El condado de Berga (Independiente hasta 1117; anexionado por Barcelona).
  3. El condado de Besalú (Independiente hasta 1111; anexionado por Barcelona).
  4. El condado de Cerdaña (Independiente hasta 1117; anexionado por Barcelona).
  5. El condado de Conflent (Independiente hasta c. 897; anexionado a Cerdaña).
  6. El condado de Ampurias (Independiente hasta 1325; anexionado por Aragón).
  7. El condado de Gerona (Unificado con Barcelona desde finales del siglo IX).
  8. El condado de Manresa (Subordinado siempre a Barcelona).
  9. El condado de Osona (Subordinado siempre a Barcelona).
  10. El condado de Pallars (Divivido en 1110 en dos minúsculos condados: Pallars Jussá (anexionado por Barcelona en 1193) y Pallars Sobirá (independiente hasta 1484); vasallaje nominal a Barcelona o Aragón).
  11. El condado de Rosellón (Independiente hasta 1172; anexionado por Aragón).
  12. El condado de Urgel (independiente de facto hasta anexión por Jaime de Urgell en 1413).

Referencias:

  1.  Uso bibliográfico en Google books, con ejemplos de historiadores de todas las procedencias.
  2.  Liber Maiolichinus
  3.  Atribuido a a Laurentius Veronensis o a Enrique de Pisa, véase John B. Dillon (2004), Medieval Italy: An Encyclopedia, Christopher Kleinhenz, ed. (New Jersey: Routledge), 610.
  4.  Fita Colomé, Fidel, El principado de Cataluña. Razón de este nombre., Boletín de la Real Academia de la Historia, tomo 40 (1902), pág. 263.
  5.  Victoriano José Herrero Nobiliario de Azpeitia: Probanzas de nobleza e hidalguía.
  6.  Ramón de Abadal y de VinyalsCatalunya carolingia
  7.  Dufourcq, Gautier, José María Lacarra, E.A. Thompson

Condado de Barcelona

El condado de Barcelona corresponde al territorio regido por los condes de Barcelona entre el siglo IX y el siglo XII.


El condado de Barcelona en el contexto de la expansión peninsular de la Corona de Aragón.

Orígenes:

Sus orígenes se remontan al siglo VIII, cuando con motivo de la expansión musulmana de los dominios del Reino visigodo y su posterior expansión sobre la actual Francia, la confrontación entre los francos y las fuerzas musulmanas condujo a una respuesta defensiva de los monarcas carolingios, consistente en la creación de la denominada Marca Hispánica. Esta se realizó mediante la dominación de los territorios del sur de Francia y del norte de la península ibérica y derivó en la formación de un conjunto de pequeños condados. La dominación franca se hizo efectiva tras la conquista de Gerona (785) y principalmente, cuando, en el año 801, la ciudad de Barcelona fue conquistada por el rey de Aquitania Luis el Piadoso (o Ludovico Pío) y es incorporada al reino franco, estableciéndose en ella el condado de Barcelona, con dependencia del rey franco. El primer conde de Barcelona fue Bera (801-820).1

Inicialmente, la autoridad condal recayó en la aristocracia local, tribal o visigoda, pero la política de Bera, favorable a preservar la paz con Al-Ándalus, motivó que fuera acusado de traición ante el rey. Tras perder un duelo, según la tradición jurídica visigoda, Bera fue destituido y exiliado, y el gobierno del condado pasó a nobles francos,2​ como Rampón o Bernardo de Septimania. Sin embargo, la nobleza visigoda recuperó la confianza real con el nombramiento de Sunifredo I de Urgel-Cerdaña como conde de Barcelona en 844. Pese a todo, los lazos de dependencia de los condados catalanes con respecto a la monarquía franca se fueron debilitando. La autonomía se consolidó al afirmarse los derechos de herencia entre las familias condales. Esta tendencia fue acompañada de un proceso de unificación de los condados hasta formar entidades políticas más amplias. El conde Wifredo el Velloso (840-897), hijo de Sunifredo y último conde nombrado por los reyes francos, representó esta orientación. Consiguió reunir bajo su mando una serie de condados y transmitirlos en herencia a sus hijos. Aunque Wifredo, muerto a manos de los musulmanes, dividió sus condados entre sus hijos, el núcleo formado por los condados de Barcelona, Gerona y Osona se mantuvo indiviso (si bien algún historiador, como Ramón Martí, cuestiona que Gerona se mantuviese inicialmente bajo el dominio de los hijos de Wifredo, y sugiere que la casa de Ampurias dominó el condado hasta el año 9083​).

El condado anterior a la Corona de Aragón:

Durante el siglo X, los condes de Barcelona reforzaron su autoridad política y se fueron alejando poco a poco de la influencia franca. En el 985 Barcelona, entonces gobernada por el conde Borrell II, es atacada e incendiada por los musulmanes, liderados por Almanzor. El conde se refugia entonces en las montañas de Montserrat, en espera de la ayuda del rey franco, pero no aparecen las tropas aliadas, lo que genera un gran malestar. En el año 988, en el reino franco termina la dinastía Carolingia y es sustituida por la dinastía Capeta. Borrell II es requerido para prestar juramento de fidelidad al nuevo rey franco, pero no consta que el conde barcelonés acudiese a la llamada, pues el rey franco tuvo que acudir al norte a resolver un conflicto. Esto ha sido interpretado como el punto de partida de la independencia de hecho del condado. El conde Ramón Borrell, hijo del anterior, gobierna ya como un soberano con todas sus atribuciones, tales como la libre disposición del patrimonio fiscal, otorgar privilegios y acuñar moneda con su efigie y nombre, Raimundus.4

Posteriormente, el condado de Barcelona va creciendo en importancia y en territorio con los sucesivos condes. Va absorbiendo otros condados de la Marca Hispánica y se expande lentamente hacia el sur gracias a las batallas contra al-Ándalus y la repoblación de territorios como Tarragona y el campo circundante.

Tras el gobierno de Ramón Borrell, seguido del de su débil hijo Berenguer Ramón I, dominado por la enérgica figura de su madre Ermesenda de Carcasona, con Ramón Berenguer I se refuerza el poder condal: somete a los nobles levantiscos del Penedés, establece alianzas con los condes de Urgel y Pallars, adquiere los condados de Carcasona y Rasez, cobra parias de las taifas de Lérida y Zaragoza y renueva las bases jurídicas del condado al iniciar la compilación de los Usatges de Barcelona, conjunto de disposiciones, usos y costumbres que irá aumentando en los años posteriores. En los Usatges se hace referencia en diversas ocasiones al soberano, es decir, al conde de Barcelona, como princeps(príncipe), y llaman principatus (principado) al conjunto de los condados de Barcelona, Gerona y Osona.5

En su testamento, Ramón Berenguer I decide no dividir sus territorios, sino que los transmite en condominio a sus dos hijos gemelos, Ramón Berenguer II y Berenguer Ramón II.6

Tras la crisis provocada por el asesinato de Ramón Berenguer II y la acusación de fratricidio lanzada contra su hermano, quien murió en la Primera Cruzada, el hijo y sucesor del primero, Ramón Berenguer III, supo consolidar y ampliar los límites del condado. Conquistó parte del condado de Ampurias y, al frente de una amplia coalición, emprendió también la conquista de Mallorca, narrada en el documento pisano llamado Liber maiolichinus (1117), en el que se llama a Ramón Berenguer III Dux Catalanensis y catalanicus heros, mientras que sus súbditos son denominados christicolas catalanenses, en lo que se considera la referencia documental más antigua a Cataluña. Sin embargo, el conde tuvo que abandonar sus conquistas ante el avance de las tropas almorávides en la península. Recibió asimismo mediante herencia los condados de Besalú y Cerdaña, formando progresivamente un espacio territorial muy similar al de la llamada Cataluña Vieja, además de avanzar hacia Lérida y repoblar territorios fronterizos como la ciudad de Tarragona, restaurándola efectivamente como sede episcopal. Asimismo amplió sus dominios transpirenaicos al incorporar el condado de Provenza gracias a su matrimonio con la condesa Dulce.7

El condado en la Corona de Aragón:

Sin embargo, otro matrimonio, el de Ramón Berenguer IV de Barcelona y Petronila de Aragón, heredera del trono de Aragón, constituye una unión dinástica entre la dinastía condal de Barcelona y la casa real de Aragón subordinada a la segunda.8​ Ramón Berenguer IV, veintitrés años mayor que Petronila, concertó el matrimonio cuando ella apenas tenía un año de edad, y así recibió todo un reino como dote a partir de la celebración de la boda en 1150. Ramón Berenguer IV fue hasta su muerte conde de Barcelona y príncipe de Aragón. El hijo de ambos, Alfonso II, fue el primer rey de Aragón que a su vez fue conde de Barcelona, títulos que heredarán a partir de entonces todos los reyes de la Corona de Aragón. Cada uno de los territorios que formarán la unión mantendrán sus usos, costumbres y moneda propia y con el tiempo crearán instituciones de gobierno privativas.

La desvinculación de iure del condado respecto a la monarquía francesa fue obtenida en el tratado de Corbeil (1258) por el rey Jaime I, que por entonces era rey de Aragón, de Valencia y de Mallorca, así como conde de Barcelona. Según este tratado, Jaime I renunciaba a sus derechos sobre los territorios situados más al norte del RosellónConflent y Cerdaña a excepción del señoría de Montpellier que había heredado de su madre, mientras que el rey de Francia, Luis IX, renunciaba a estos condados y a los de más al sur, entre ellos el de Barcelona.

La pervivencia de la especificidad del condado barcelonés dentro de la Corona se manifiesta, entre otras cosas, en gestos ceremoniales. Así, como se cita en la Crónica de Ramón Muntaner, el rey Pedro el Grande, con motivo de su entrada en Barcelona en 1283, recibió «la garlanda d’on fo coronat comte de Barcelona e senyor de tota Catalunya», y años después el Consejo de Ciento exigió al rey Martín el Humano que, en la visita que debía realizar a la ciudad en 1400 junto con la reina María«no debía portar corona», sino la garlanda o diadema que habían llevado los condes de Barcelona «abans que el comptat de Barcelona fos unit al regne d’Aragó».9

Como resultado del Compromiso de Caspe, la titularidad del condado pasó a la dinastía Trastámara, originaria de Castilla, mediante la coronación de Fernando I de Aragón. Posteriormente, la unión dinástica entre las coronas de Castilla y Aragón comportaría la inclusión del condado en los territorios regidos por los Austrias.

La extinción del condado de Barcelona:

A pesar de la vinculación del condado a la monarquía hispánica, el Derecho propio del condado de Barcelona se mantuvo vigente hasta que fue abolido en 1714 con los Decretos de Nueva Planta, tras la Guerra de Sucesión española. Desde entonces el condado deja de ser una entidad política y jurídica diferenciada y el espacio político de la actual Cataluña sólo volvería a definirse como tal mediante la constitución de la Mancomunidad de Cataluña (1914-1925) y posteriormente como la comunidad autónoma de Cataluña, con base en los estatutos de autonomía de 1932, 1979 y 2006.

Por otra parte, el título soberano de conde de Barcelona continuó ligado al titular de la corona española. Juan de Borbón lo utilizó preferente como titular de la Casa de Borbón y continuó usándolo hasta su muerte tras haber abdicado a sus derechos dinásticos en favor de su hijo Juan Carlos I, revirtiendo entonces a la corona. Actualmente es uno de los títulos del rey Felipe VI.

Véase también

Referencias[editar]

  1.  Enciclopedia de Historia de España, Vol. 4, pág. 123.
  2.  Josep Mª Salrach, Catalunya a la fi del primer mil·leni, Pagès Editors, Lérida, 2004, pág. 122.
  3.  Salrach, op.cit., pág. 136.
  4.  Véase R. de Abadal, Els primers comtes catalans, ed. original de 1958, reeditada por La Magrana, Barcelona, 2011, págs. 382-83.
  5.  Fita Colomé, Fidel, El principado de Cataluña. Razón de este nombre., Boletín de la Real Academia de la Historia, tomo 40 (1902), pág. 261.
  6.  Véase Isabel Rivero, Compendio de historia medieval española, Akal, 1982, págs. 148-150. También S. Sobrequés, Els grans comtes de BarcelonaVicens-Vives, 4ª ed., 1985, págs. 21-79.
  7.  Véase Sobrequés, op.cit., págs. 137-172.
  8.  Vilar, Pierre (dir. Història de Catalunya. Barcelona: Edicions 62, 1987, vol. II, pág. 362-366
  9.  M. Raufast, “¿Un mismo ceremonial para dos dinastías? Las entradas reales de Martín el Humano (1397) y Fernando I (1412) en Barcelona”, publicado en En la España medieval, Vol. 30, 2007, pág. 115.

Bibliografía

  • Enciclopedia de Historia de España, dirigida por Miguel Artola, Vol. 4. Alianza Editorial, Madrid, 1991.

Enlaces externos

Países Catalanes:

Países Catalanes (en catalán Països Catalans) es un término ambiguo,1​ que bien puede hacer referencia, en el ámbito lingüístico y cultural, a los territorios donde se habla el idioma catalán, o bien, en referencia a la política y la sociología, a un proyecto de nación que aglutinase tanto los territorios del dominio lingüístico catalán como, con frecuencia, otra serie de territorios donde el catalán no es una lengua de uso tradicional. Los Países Catalanes –una delimitación solo basada en la similitud lingüística– nunca existió como sujeto político, aunque la comunidad de territorios catalanohablantes tiene su origen histórico en la expansión de la Corona de Aragón.2

Aunque el término aparece documentado en la segunda mitad del siglo xix, fue popularizado por el escritor valenciano Joan Fuster, que lo empleó en sus ensayos políticos en la década de 1960, publicados en su libro Nosaltres, els valencians.

Se trata de un término controvertido, en cuanto, identificado con el pancatalanismo, alude a la reclamación de un proyecto nacional y geopolítico con una fundamentación discutida que no cuenta con gran apoyo popular, especialmente fuera de la comunidad autónoma de Cataluña, donde puede ser percibido como una idea con connotaciones de primacía de Cataluña sobre otros territorios, como la Comunidad Valenciana o las islas Baleares.3

El dominio lingüístico del idioma catalán comprende a Andorra, la mayor parte de Cataluña, una parte del este de la comunidad autónoma de Aragón —la llamada Franja de Aragón—, las Islas Baleares, la parte costera y más poblada de la Comunidad Valenciana, la mayor parte del departamento de Pirineos Orientales, la ciudad sarda de Alguer y también un pequeño territorio en la Región de Murcia, llamado El Carche.4​ Los territorios donde el catalán no es una lengua autóctona que con frecuencia son adscritos al concepto de Países Catalanes son la zona interior de la Comunidad Valenciana (incluyendo territorios históricamente monolingües en castellano)5​ y las comarcas del Valle de Arán y la Fenolleda, donde la lengua autóctona es el occitano, en la primera comarca en su variedad aranesa.6


Localización de los Países Catalanes sobre las entidades políticasactuales, con los territorios catalanohablantes resaltados.

Historia del término:

El término «Países Catalanes» se encuentra documentado por primera vez en la monumental obra del valenciano Bienvenido OliverHistoria del Derecho en Cataluña, Mallorca y Valencia. Código de las Costumbres de Tortosa, I (Madrid1876); de manera apolítica y cultural.7​ Este autor valenciano, natural de Catarroja (provincia de Valencia) e historiador del Derecho, consigue, durante la Renaixença catalana de finales del siglo XIX, hacer fortuna en la acuñación del término como sinónimo de “territorios de habla catalana». En este sentido, el término apareció también en el año 1886 en un artículo de José Narciso Roca Farreras en la revista “L’Arc de Sant Martí”.nota 1

El término «Países Catalanes» fue popularizado principalmente por el ensayo Nosotros, los valencianos publicado en 1962.8​ Fuster, por otra parte, definía un concepto territorial de los Países Catalanes estrictamente lingüístico y pancatalanista: la lengua del cual sería la base para proponer su proyecto nacional, siendo el nombre Países Catalanes provisional hasta que se produjera la unificación nacional de los territorios de habla catalana, que deberían llamarse Cataluña (supuso que la pluralidad del término podría refrenar los impulsos particularistas de algunas regiones). Por tanto, como consecuencia de esta premisa, el ensayista consideraba que las comarcas castellanoparlantes eran no solo prescindibles, sino también un obstáculo para el éxito de este proyecto nacional.9

Históricamente, se han utilizado otros términos similares, con implantación menor, reducida o nula.nota 2​ A finales del siglo XXJosep Guiapropuso utilizar Cataluña para denominar todo el territorio de los ‘Países Catalanes’, y no solo el territorio del ‘Principado de Cataluña’ (‘Es muy sencillo: decidle Cataluña, 1985); aducía voluntad política, sobre todo, pero también se documentaba el uso medieval, moderno y contemporáneo (“Valencia: 750 años de nación catalana”, 1988), mientras que Francesc de Paula Burguera reivindicó en 2005 la existencia del término alternativo de «Comunidad Catalánica», usado en 1961 por Xavier Casp y Miquel Adlert en oposición al de «Países Catalanes».12nota 3

A menudo se representan territorialmente los Países Catalanes con una convergencia de motivaciones históricas y lingüísticas cuando se pretende darle un cuerpo político. Es decir, para algunos el territorio de unos Países Catalanes políticos representaría el conjunto de entidades políticas históricas de la antigua Corona de Aragón que tienen o tenían el catalán como lengua principal en sus instituciones. Bajo esta premisa, el territorio comprendería los históricos Principado de CataluñaReino de Mallorca (Islas Baleares y Rosellón), y Reino de Valencia (con los añadidos posteriores de Villena y la comarca de Requena).

A partir de la escisión en 1968 del sector universitario y de jovenes del FNC, que estaban muy influenciados por la recuperación de la conciencia nacional desde el ámbito cultural, emergieron las primeras propuestas políticas, bajo las siglas del recien creado PSAN, que reclamaban el marco de los Países Catalanes.14​ Posteriormente surgieron diferentes organizaciones que heredaron el bagaje político surgido en aquel momento y siguieron reclamando ese marco, caso del Moviment de Defensa de la Terra (MDT), surgido como organización en 1984, que defendió «liberar de España y Francia» y de la «opresión capitalista» a los «Países Catalanes»15​ o varias organizaciones terroristas catalanas, hoy extintas, que reivindicaron a lo largo del tiempo la creación de los Países Catalanes, entre ellas el Exèrcit Popular Català y Terra Lliure. Esta última se definía a sí misma en su documento de constitución como organización revolucionaria que lucha por la independencia total de los Países Catalanes y empleaba llamamientos como ¡Independencia o muerte! ¡Viva la lucha armada! Una sola nación, ¡Países Catalanes!16

En la Comunidad Valenciana organizaciones como Esquerra Republicana del País Valencià, el Partit Socialista d’Alliberament Nacional y Acció Cultural del País Valencià defienden una dimensión nacional de los «Países Catalanes».17

La extensión de la independencia de Cataluña al resto de territorios encuadrados por la CUP como «Países Catalanes» (la Comunidad Valenciana, las islas Baleares, el Rosellón y la Franja de Aragón) forma parte de uno de sus ejes ideológicos.18


Joan Fuster, popularizador del término en la segunda mitad del siglo XX.

Ámbito extensivo de la definición de «Países Catalanes»

Los territorios a los que hace referencia el término en su definición extensiva son: las comunidades autónomas españolas de Cataluña, las islas Baleares y la Comunidad Valenciana; el microestado pirenaico de Andorra, la Franja de Aragón (un territorio perteneciente a la homónima comunidad autónoma española contiguo a la comunidad autónoma de Cataluña), la ciudad italiana de Alguer (en la isla de Cerdeña), el territorio histórico del Rosellón (perteneciente al departamento francés de Pirineos Orientales), y el pequeño territorio de El Carche (perteneciente a la Región de Murcia).

Cuestionamiento del término:

El concepto Països Catalans —con connotaciones que han sido percibidas como problemáticas y controvertidas a la hora del establecimiento de relaciones entre Cataluña y otras zonas del dominio lingüístico catalán—192021nota 4​ fue tachado por el autor independentista Germà Bel como una «inapropiada y desafortunada expresión que carece de cualquier base histórica, política o social».25​ Núñez Seixas señala las dificultades a la hora de unir una concepción historicista vinculada a la pertenencia a la Corona de Aragón de estos territorios con un constructo principalmente lingüístico.5​ El historiador José Vicente Gómez Bayarri, académico de la RACV, afirma que «la entelequia de los países catalanes es una megalomanía, una ambición que está en plena virulencia, una ficción antihistórica manipuladora y tergiversadora de lo que muestra la documentación archivística».26

Notas:

  1.  Más adelante, Josep Pijoan acuñaba el término pancatalanismo (1899), que tendría en Alfonso Maseras Galtés un primer teorizador (1915).
  2.  Por ejemplo, en 1859 Víctor Balaguer proponía la Patria limosina como una federación de provincias que hablaban catalán. En la primera mitad del siglo XX se abandonaron todas las referencias a la lengua lemosina por su inexactitud histórica y lingüística. En el cambio de siglo el grupo de L’Avenç empleaba Catalònia. En entreguerras las formas más habituales eran Cataluña Grande y países de lengua catalana o, a veces, tierras de lengua catalana. Otras formas de designar este concepto, más esporádicas, han sido: Cataluña (con uso minoritario, pero continuo); Levante (Eduard Martínez Ferrando); Patria lemosina o Nación lemosina (Vicente Tomás y Martí); Cataluña Integral (Rovira i Virgili, por ejemplo); Iberia (esporádicamente en el grupo de Los Cuadernos del Exilio); bacavés o bacavés (Nicolau Primitiu Gómez Serrano);10​ Mediterránea Catalana (Pierre Deffontaines); espacio catalán (Pierre Vilar); Comunidad Catalánica(Miquel Adlert y Xavier Casp, 1961);11​ Hispania Catalana (Juan Rebagliato), etc.
  3.  El término «Comunidad Catalánica» (Comunitat Catalànica, en catalán), y su gentilicio catalánico (catalànic), fue propuesto por Miquel Adlert como nombre para el mismo concepto lingüístico que actualmente se denomina como Países Catalanes, con la intención de determinar un nombre consensuado que fuese aceptado por todos los territorios en los que se habla catalán.12​ Así se expresaba su necesidad en una carta-manifiesto,13​ firmado, entre otros, por Alfons VerdeguerXavier CaspMiquel AdlertJaume Bru i VidalAlfons CucóRafael Villar, y Beatriu Civera: : “[…] per al dit conjunt de València, Mallorca i Catalunya acceptem la denominació suggerida fa poc per Miquel Adlert Noguerol de “Comunitat Catalànica”, on la primera paraula indica el tipus d’unió que existia i és el que acceptem, i la segona afirma la unitat de llengua i cultura, alhora que ens dóna un gentilici comú i nou per a tots, que conservem així els antics, junt amb les denominacions de sempre per a les nostres terres”.Traducción: “[…] para el mencionado conjunto de Valencia, Mallorca y Cataluña aceptamos la denominación sugerida hace poco por Miquel Adlert Noguerol de “Comunidad Catalánica”, en el que la primera palabra indica el tipo de unión que existía y es el que aceptamos, y la segunda afirma la unidad de lengua y cultura, al mismo tiempo que nos da un gentilicio común y nuevo para todos, que conservamos así los antiguos, junto con las denominaciones de siempre para nuestras tierras”.
  4.  Ha llegado a ser calificado como «realidad fantasma»,22​ y se ha llegado a afirmar también de manera crítica que «todo cuestionamiento de la idea de Països Catalans», situaría «automáticamente al que duda del lado de los “opresores”».23​ José Luis Corral tacha al concepto de espacio «irreal y fantasioso».24

Referencias:

  1.  Membrado Tena, 2012-2013, pp. 203.
  2.  Pecourt, Juan (2008). Los intelectuales y la Transición política. Centro de Investigaciones Sociológicas. p. 191. ISBN 978-84-7476-453-6.
  3.  Melchor y Branchadell, 2002, p. 37.
  4.  ABC. «Una isla valenciana en Murcia»ABC.es. Consultado el 15 de enero de 2018.
  5. ↑ Saltar a:a b Núñez Seixas, 2010, p. 346.
  6.  «Les fronteres dels Països Catalans»VilaWeb.cat (en catalán). Consultado el 16 de enero de 2018.
  7.  Destinado (sobre todo) valencianos, de Joan Fuster
  8.  Sanchis i Llàcer, 2012, p. 238.
  9. Las zonas “aragonesas”, “castellanas” y “murcianas”, inscritas en su órbita por el apeo medieval, son como un anexo de escasa importancia […] La “unidad” tiene exigencias insoslayables: pide excluir o asimilar los elementos radicalmente heterogéneos que subsisten en su área […] esto entorpece los valencianos de la zona catalana en la dirección que debería ser y es su único futuro normal: los Países Catalanes, en tanto que comunidad suprarregional donde debe realizarse su plenitud como pueblo.Fuster, Joan (Valencia, 1962), Nosotros, los valencianos, págs. 105-109.
  10.  Sanchis i Llàcer, 2012, p. 248-249.
  11.  Sanchis i Llàcer, 2012, p. 248.
  12. ↑ Saltar a:a b Burguera, Francesc de Paula (11 de marzo de 2005). «’Comunitat Catalànica’»El País.
  13.  Revista Serra d’Or, número 6 del mes de junio de 1961
  14.  Sastre, Carles (2013). Terra Lliure. Punto de Partida (1979-1995). Una biografía autorizada. Txalaparta. p. 30. ISBN 978-84-15313-45-8.
  15.  Lluch, 2014, p. 56.
  16.  Vilaregut, Ricard (2004). Terra Lliure: La temptacio armada a Cataluya. Columna Edicions. ISBN 9788466404204.
  17.  Català Oltra, 2014, pp. 192-193.
  18.  Subirats i Humet y Vilaregut Sáez, 2012, p. 524.
  19.  Crameri, 2008, p. 1546.
  20.  Assier-Andrieu, 1997, p. 33.
  21.  «Duran ve un error hablar de ‘Països Catalans’ porque solivianta a muchos valencianos»La Vanguardia. 15 de junio de 2012.
  22.  Gómez López-Egea, 2007, p. 81.
  23.  Mercadé, Hernández y Oltra, 1983, p. 126.
  24.  Corral, José Luis (30 de agosto de 2015). «Cataluña, Aragón y los países catalanes»El Periódico de Aragón.
  25.  Bel, 2015, p. 81.
  26.  Gómez Bayarri, José Vicente (19 de septiembre de 2017). «Los países catalanes, ¿realidad o ficción?»Las Provincias.

Bibliografía:

Publicado el Deja un comentario

Cataluña NO necesita elecciones, necesita ser intervenida y disuelta de forma fulminante e indefinida.

Resultado de imagen de pp cs vox

Tras el anuncio de Pedro Sánchez anunciando la convocatoria de elecciones generales para el próximo día 28 de Abril.

El pueblo catalán y Cataluña, no necesita elecciones generales.

El pueblo español y Cataluña lo que necesita realmente es un ACUERDO PRE ELECTORAL entre los partidos constitucionalistas mayoritarios donde acuerden, que medidas van a tomar para Cataluña. Sumándole medidas para la comunidad Valenciana, Islas Baleares y las medidas que van a tomar respecto a todos los ayuntamientos chequistas republicanos separatistas.

Haciendo un análisis de posturas:

PP: No sabe ni que hacer en Cataluña.

VOX: No será capaz de hacer nada, sin el apoyo de otros.

PSOE: Ha demostrado que no le importa ceder ante pseudoterroristas con tal de ostentar el poder.

C´S ciudadanos: Ha demostrado que realmente no le importa pactar con todos ,,,,,,,,,,,, pero cual es su postura oficial ? NADIE LO SABE, NO LO SABEN NI ELLOS ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

PSC: En todos los ayuntamientos donde gobierna, lo hace con el apoyo de separatistas, chequistas y republicanos

ERC: Ante elecciones generales, y con su neo-mártir Junqueras, le puede pasar la mano por la cara al fugado Puigdemont, y pueden arrasar en votos en Cataluña, con la martirización de los golpistas.

Podemos / en comú: usando a sus hordas multicolor, y aliándose con ERC, pueden obtener un gran poder para chantajear al gobierno central resultante.

EN RESUMEN, EL PUEBLO CATALÁN Y CATALUÑA, QUE GANARÁ CON ESTAS ELECCIONES GENERALES ?

La respuesta REAL, es NADA ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, porque nada va a cambiar en Cataluña. Solo puede ir a peor.

Si nos encontráramos con este balance, después de las elecciones, España puede tener un problema, si ciudadanos no se define antes de las elecciones. C´S tendría en su mano, volver a llevar al PSOE a la presidencia de España. Y sin saber su postura antes de elecciones, España estaría en riesgo de volver a entregarle la presidencia del gobierno a Pedro Sánchez.

SOLO PUEDE EXISTIR UNA SOLUCIÓN:

Cataluña, y España, necesitan un acuerdo pre electoral por parte de los grandes partidos nacionalistas, PP, CS, VOX, donde POR OBLIGACIÓN Y POR COHERENCIA, deben firmar un acuerdo pre electoral, donde se comprometan ante el votante, a decir que es EXACTAMENTE lo que van a hacer si el pueblo español les concede la mayoría absoluta en las urnas.

Cataluña solo tiene una opción para evitar una guerra civil.

Cataluña necesita que su Parlamento sea intervenido y disuelto de forma fulminante.

Cataluña necesita que la generalitat sea intervenida al 100% por un periodo mínimo de 15 años, y que las consellerías pasen directamente a las manos de los ministerios correspondientes. Y que esto permita la reinstauración del orden social e institucional.

España, necesita que los parlamentos autonómicos de Cataluña, Valencia y Baleares, SEAN DISUELTOS DE FORMA FULMINANTE.

Y para que el pueblo español, sepa exactamente lo que va a votar en las urnas, NO necesitamos promesas electorales, NECESITAMOS UN ACUERDO PRE-ELECTORAL VINCULANTE.

No solo necesitamos promesas, al momento de ir a votar, necesitamos saber exactamente a que se comprometen PP, CS y VOX. Sin medias tintas.

La población necesita saber exactamente las medidas que van a tomar:

PP+VOX

PP+VOX+CS

PP+CS

y solo con esto, el pueblo español sabrá exactamente lo que vota y a quien votar.

UNAS ELECCIONES SIN PRE-COMPROMISOS FIRMADOS, DE NADA NOS VA A SERVIR ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, nos quedaríamos igual o peor. 

El pueblo Catalán, Valenciano y Balear, no puede seguir viviendo bajo el yugo y el sometimiento de un RÉGIMEN CHEQUISTA COMUNISTA REPUBLICANO INDEPENDENTISTA.

Si esto no se ataja de forma fulminante, vamos hacia el camino perfecto de una guerra civil.

Redacta: Jose Alberto Perez Molina, presidente del partido político “Recuperemos España, Frente: Nacional Identitario” RE+FNI

Publicado el 1 comentario

CATALUÑA EN ESTADO DE GUERRA, Y EL GOBIERNO CALLA.

Jose Alberto Perez Molina, presidente del FRENTE: NACIONAL IDENTITARIO

CATALUÑA NO NECESITA ELECCIONES, CATALUÑA NECESITA LA DISOLUCIÓN FULMINANTE DEL PARLAMENT DE CATALUÑA Y LA INTERVENCIÓN TOTAL E INDEFINIDA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA.

ESPAÑA NO NECESITA ELECCIONES, ESPAÑA NECESITA UN PRE-ACUERDO ELECTORAL “antes de elecciones” los partidos constitucionalistas mayoritarios “PP / CS / VOX” han de firmar un acuerdo pre-electoral, definiendo exactamente las acciones que acometerán en “Cataluña / Comunidad Valenciana / Islas Baleares”, y se deben comprometer en ese acuerdo pre-electoral a disolver de forma fulminante los 3 parlamentos autonómicos, y la intervención total e indefinida de las 3 comunidades autonómicas de forma inmediata post-electoral. Y ya sabemos de ante mano, que PSOE/PSC, no lo van a firmar, porque son aliados de los parlamentos separatistas.

Si uno de los 3 partidos políticos no quisiera o se negara a firmar este acuerdo, y solo lo firmarán “por ejemplo” “PP + VOX”, la gente sabría perfectamente a quien debe votar y que es lo que están votando. Y el pueblo español podrá exigir su inmediato cumplimiento y ejecución justo después de los resultados electorales. Porque el pueblo español, no necesita de promesas, NECESITA QUE LOS PARTIDOS POLÍTICOS CUMPLAN SU PALABRA.

ESTA ES LA ÚNICA FORMA DE SABER DE ANTEMANO, QUE EL VOTO DEL PUEBLO ESPAÑOL SERVIRÁ PARA ALGO, Y ES LA ÚNICA FORMA EN QUE LOS PARTIDOS QUE FIRMEN ESE PRE-ACUERDO ELECTORAL, PUEDAN CONSEGUIR LA MAYORÍA ABSOLUTA EN ELECCIONES, Y QUE NO NECESITEN DE ACUERDOS POST-ELECTORALES PARA PODER CUMPLIR CON SU PALABRA. es la única forma de garantizarle al votante, que su voto será cumplido y ejecutado con la mayor diligencia y sin que los lideres de partidos políticos necesiten de mas apoyos, que los del votante español.

El pueblo español, NECESITA DE ESTE ACUERDO PRE-ELECTORAL, para tener la firmeza, la fuerza y la seguridad, de que si el pueblo español, se levanta en todas las partes del territorio español, y PARALIZA ESPAÑA, simplemente dejando de ir a trabajar y cerrando todos los comercios a modo de vaga general indefinida, Sin necesidad de disturbios, lo que se conoce como “HUELGA DE BRAZOS CAÍDOS” , paralizando por completo la actividad económica en España, el pueblo español se ha de comprometer a ejecutarla en todo el territorio nacional. Para que los partidos políticos firmante del acuerdo pre-electoral, tengan el suficiente apoyo ciudadano en todo el territorio nacional, para forzar la convocatoria de ELECCIONES ANTICIPADAS, sin mas dilación ni retrasos.

Sin este pre-acuerdo electoral, FIRME Y CONTUNDENTE, realmente para que necesitamos unas elecciones ?  

Porque el pueblo español y el pueblo catalán necesita de este acuerdo pre-electoral ?

https://canal150gramenet.com/la-manifestacion-de-extrema-derecha-no-logra-llegar-a-la-placa-de-la-vila/?utm_source=ReviveOldPost&utm_medium=social&utm_campaign=ReviveOldPost

El pasado día sábado 9 de febrero de 2019, el partido político RE+FNI “RECUPEREMOS ESPAÑA, FRENTE: NACIONAL IDENTITARIO”, había convocado una manifestación en Santa Coloma de Gramanet.

Donde se protestaba contra la gestión municipal, en aspectos referidos al aumento de la delincuencia, okupas, precio de la vivienda, y denunciar las estafas cometidas por el ayuntamiento contra sus ciudadanos.

El ayuntamiento, gobernado por el PSC, con el apoyo de todos los partidos separatistas, intentó en 3 ocasiones modificar la ruta de la manifestación. Y al mismo tiempo intentó en 3 ocasiones ilegalizar la manifestación.

Al no poder conseguirlo, ante la oposición institucional ejercida por el presidente del partido político FRENTE: NACIONAL IDENTITARIO, el ayuntamiento cambió de ubicación varias ferias organizadas en santa Coloma para ese mismo día, y las desplazó a la “plaza del ayuntamiento”, para evitar que la manifestación tuviera allí su punto final; y siendo la puerta del ayuntamiento.

Al mismo tiempo, el ayuntamiento, los partidos políticos y los llamados grupos “antifeixistas”, organizaron de urgencia un pleno municipal, para intentar declarar la manifestación como ilegal, Y el consistorio, aprobó varias normativas municipales CRIMINALIZANDO la manifestación, y impidiendo su promoción dentro de la ciudadanía de santa Coloma de Gramanet.


Todos los firmantes de este acto municipal, dieron aviso y pidieron ayuda a todos los grupos mas extremistas y radicales de toda Cataluña, tal y como muestran todas sus redes sociales. En todo el comunicado se habla única y exclusivamente de actos ejercidos, por lo que ellos llaman grupos “FASCISTAS”, pero en ningún momento generalizan en sus alegaciones. Siendo así, que todo lo que NO implique “REPÚBLICA, COMUNISMO, INDEPENDENCIA” sea considerado FASCISMO. Incluso llegando a aprobar que cualquier pintada o cartel que no sea referente a la INDEPENDENCIA y A LA REPÚBLICA, sea considerado FASCISTA, y sea retirado automáticamente de las calles de la ciudad, pero nada nombra a las pintadas o acciones EXTREMISTAS SEPARATISTAS. Quedando como resultado final aprobado por el 95% del ayuntamiento, que TODO LO QUE NO ES REPÚBLICA E INDEPENDENCIA, ES FASCISMO. 

Todos los firmantes de este acto municipal, dieron aviso y pidieron ayuda a todos los grupos mas extremistas y radicales de toda Cataluña, tal y como muestran todas sus redes sociales.

En todo el comunicado se habla única y exclusivamente de actos ejercidos, por lo que ellos llaman grupos “FASCISTAS”, pero en ningún momento generalizan en sus alegaciones. Siendo así, que todo lo que no implique “REPÚBLICA, COMUNISMO, INDEPENDENCIA” sea considerado fascismo. Incluso llegando a aprobar que cualquier pintada o cartel que no sea referente a la INDEPENDENCIA y A LA REPÚBLICA, sea considerado FASCISTA, y sea retirado automáticamente de las calles de la ciudad, pero nada nombra a las pintadas o acciones EXTREMISTAS SEPARATISTAS. Quedando como resultado final aprobado por el 95% del ayuntamiento, que TODO LO QUE NO ES REPÚBLICA E INDEPENDENCIA, ES FASCISMO.

EL UNICO PARTIDO POLITICO QUE VOTÓ EN CONTRA, FUÉ EL CONCEJAL DEL PP. Los 3 concejales de ciudadanos CS, simplemente se abstuvieron de votar si o no ,,,,,,,,,,,,,,,,

El ayuntamiento, CRIMINALIZÓ la manifestación ante los grupos mas radicales de extremistas CDR, y pidió ayuda a otros grupos mas radicalizados de los CDR ANTISISTEMA, de Barcelona.

El ayuntamiento, alentó el odio social hacia los organizadores de la manifestación. Activando toda su red de medios de prensa “locales subvencionados” y de comunicación secundarios financiados por el mundo separatista, y activando todas sus redes sociales afines para hacer un llamamiento masivo para actuar violentamente contra la manifestación, que contaba con todos los permisos legales para realizarse.

Lo que ocurrió en la manifestación, lo mostraremos en el siguiente informe gráfico, pidiendo disculpas por la calidad de varios de los vídeos, debido a la gran tensión vivida en ese momento, donde 15 manifestantes, con un equipo de sonido, donde únicamente sonaba el HIMNO DE ESPAÑA, fueron encerrados por un total de 2000 EXTREMISTAS SEPARATISTAS, y fueron brutalmente agredidos con el lanzamiento de piedras y de latas de cerveza llenas, pudiendo haberse llegado a un RESULTADO DE MUERTE de los manifestantes.

NINGÚN PARTIDO POLÍTICO A CONDENADO ESTA AGRESIÓN, Y NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN SE HA HECHO ECO DE ESTE ACTO.

El ayuntamiento de Santa Coloma, gobernada por el PSC, con el apoyo de todos los grupos separatistas, a través de sus redes sociales, se congratulan de las agresiones sufridas sobre los miembros manifestantes y simpatizantes del Frente: Nacional Identitario, difundiendo, que : HA SIDO UNA VICTORIA.

Tras los disturbios hay: 0 detenidos, 0 identificados, 0 imputados

Se puede observar en los vídeos, en que hay momentos en que los manifestantes se ven rodeados por mas de 200 personas y solo están custodiados por 3 mossos d´esquadra, 1 de uniforme y 2 de paisano. Los mossos d´esquadra se vieron totalmente desbordados por las acciones totalmente coordinadas de los CDR, actuando en varios puntos a la vez, para provocar la dispersión de los policías. Y se ve perfectamente, que antes de empezar el lanzamiento de piedras y latas llenas, sobre los manifestantes, los CDR, ponen la pancarta delante de las cámaras, para cortar la visual de las personas de atrás de las pancartas, que justo en ese momento, empiezan masivamente a lanzar los objetos contundentes sobre los 15 manifestantes.

Únicamente por ese ataque masivo de lanzamiento, PODÍAN HABER MATADO A LOS MANIFESTANTES, y se puede observar en uno de los vídeos, que si el presidente del partido político FNI no esquiva una piedra, le hubiera impactado directamente en la cabeza, pudiéndole haberle producido un resultad de muerte o graves lesiones en la cabeza.

Por la acción de alzamiento civil, y de alentar a la violencia hacia el partido político FNI, a posterior de la manifestación, en los grupos CDR MAS RADICALES, está corriendo un archivo grafico e informativo, completo del presidente del FNI, marcandole como objetivo. Con la intención de matarle.

OS PEDIMOS QUE REVISÉIS TODO EL INFORME GRÁFICO Y VISUAL DE LA MANIFESTACIÓN, Y QUE ALGUIEN NOS EXPLIQUE A LOS CATALANES, QUE ESTO NO ES TERRORISMO CON INTENCIÓN DE MATAR.

Y QUE ALGUIEN NOS EXPLIQUE, EL PORQUE LA FISCALÍA CATALANA NO A ACTUADO YA DE OFICIO, PARA DETENER A LOS AGRESORES.

LISTA DE REPRODUCCIÓN DE TODOS LOS VÍDEOS GRABADOS: https://www.youtube.com/playlist?list=PLOgr0kD255rIXhSpRAIXknpgc3zQLoQAX 

El partido político, RE+FNI tiene la intención de repetir esta manifestación dentro de aproximada 4 semanas, al no haber podido completar su recorrido autorizado por interior. Y al haberse vulnerado sus derechos constitucionales y de libre manifestación.

Al mismo tiempo, el gabinete jurídico del partido político, está analizando todo lo ocurrido. 

Redactado por : Jose Alberto Perez Molina, presidente del partido político “Recuperemos España, Frente: Nacional Identitario” RE+FNI

Publicado el Deja un comentario

El lobby judío en España se posiciona con PP, Ciudadanos y Vox

PORQUE EL “FRENTE: NACIONAL IDENTITARIO” no se une a PP, C´S o VOX ?  Porque no nos financian los lobbys SIONISTAS, ni queremos 1 solo euro de ellos. 

EL PUEBLO ESPAÑOL NO SE VENDE A INTERESES EXTERNOS. 

La asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio apoya a Pablo Casado, se congratula del respaldo a la democracia israelí por parte de Ciudadanos y Vox y se lamenta de la mala relación con el PSOE

Por María José Pintor Sánchez-Ocaña – 13/12/2018 “Diario 16

La Asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio, ACOM, el lobby judíocon más poder en España, apoya sin tapujos a Pablo Casado  como presidente del PP. Además, la organización se congratula del respaldo a la democracia israelí de Ciudadanos y Vox y se lamenta de la mala relación con el PSOE.

Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) fue inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior, actuando como representante el empresario Ángel Mas Murcia, vinculado al sector asegurador. Su domicilio es el mismo de Excem Real Estate, la Socimi de uno de sus fundadores  David Hatchwell, presidente de la Comunidad Judía de Madrid. Con la excusa de defender a los judíos de ataques antisemitas, ACOM ha entrado a enjuiciar el papel de los partidos políticos españoles a los que califica de amigos o no amigos de Israel, según publica La Celosía.

Afinidad con el Estado Judío

Pablo Casado atesora un largo historial de afinidad con el Estado Judío, apoyo a la lucha contra el antisemitismo y especial respaldo a la potenciación de las relaciones entre España e Israel. “Pablo ha participado en diversos actos de ACOM y ha contribuido como miembro destacado del Intergrupo de Amistad con Israel del Parlamento Español, fundado en 2013”. Es la elogiosa opinión sobre el líder del Partido Popular. El lobby judío recuerda como en su primer discurso como presidente del PP no dudó en mencionar a Israel como un ejemplo a seguir, apoyo que ha manifestado públicamente en diversas ocasiones.

El líder del PP es profundamente consciente del virulento movimiento de odio que está promoviendo la izquierda en nuestro país por el autodenominado movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones o BDS. Y por ello, ha denunciado valientemente y de modo público el carácter antisemita del y discriminatorio del BDS, lo que le ha llevado a ser atacado rabiosamente por los que proponen el insidioso boicot contra Israel y los judíos”, destaca ACOM. Pero no sólo es positiva la valoración del PP y de su líder. También destaca la asociación el acercamiento a la democracia israelí de lo que califica como otros partidos del espectro constitucionalista, en referencia a Ciudadanos y Vox.

Articulo original: https://diario16.com/lobby-judio-espana-se-posiciona-pp-ciu-dadanos-vox/